martes, 13 de agosto de 2019

Publican la historia de Mario Sepúlveda


El libro “Historia de un invisible”, escrito por Emma Sepúlveda y publicado por Editorial Catalonia, da a conocer la vida de uno de los 33 mineros rescatados de la mina San José en octubre de 2010.

En el libro, se muestra como era Mario Sepúlveda antes y después de la tragedia minera
A nueve años de la tragedia en la mina San José, Emma Sepúlveda, autora del premiado libro Setenta días de noche publica esta completa y reveladora biografía que retrata a Mario Sepúlveda, antes y después del accidente minero.

Más allá de las luces y la fama, Emma ha sido testigo de todas las adversidades y sinsabores que él y su familia han debido enfrentar y superar, sobre todo en el plano sicológico.

Este libro es fruto de largas conversaciones con Mario, su esposa e hijos. Además, contiene varias de las notas que Mario escribió al interior de la mina San José, desde el día del derrumbe hasta el rescate. Se trata de documentos inéditos que hablan de los padecimientos del encierro.

Concentrándose en él y su entorno familiar, Emma Sepúlveda extrae un retrato caleidoscópico de un Chile popular. La infancia de Mario es la infancia increíble de muchos y muchas.

La pareja compuesta por Mario y Katty ilustran el extenso guacherío presente en la pobreza chilena y latinoamericana y que está compuesta por niños y niñas que padecen el abandono, con padres conocidos o desconocidos; que sufren abusos, que soportan la sordidez y promiscuidad de la violencia intrafamiliar, el alcoholismo, la manipulación, las burlas, el miedo y que son víctimas de la explotación del trabajo infantil.

Niños repartidos “como animalitos, entre los familiares que nos aceptaban”. Guachos. Vulnerados y vulnerables especialmente por la carencia de familia, de cariño, por la soledad por el abandono y las humillaciones.

 “Un niño abandonado por la familia y la sociedad. Un vagabundo que durmió y comió con los perros las sobras de un patrón miserable e inhumano. Un campesino del sur de Chile, que hace el servicio militar voluntario en los tiempos de la dictadura como única alternativa a una vida mejor. Un huaso que nunca quiso alejarse de la tierra donde nació, pero a quien la pobreza obligó a abrirse otros caminos”, relata sobre el protagonista la autora.

«En la doble emergencia, el accidente y la salida, la representación del conjunto, la vocería principal, la asume Mario Sepúlveda.

Su personalidad arrolladora y liderazgo, concitan la atención mediática y de quienes quisieron aprovechar algo del aura de fama transitoria que emitía.

Por ese halo de la popularidad, Mario Sepúlveda se convierte en la personificación del resto de sus compañeros de desgracia. Este libro nos revela que se preparó, intuitivamente, para la ocasión; para ocupar el escenario y las eventuales conferencias.

Parece extraordinario, pero no lo es. Las salidas de escape son reconocibles: el internado, la conscripción militar, el vagabundeo (con su tacita choquera y una cuchara), la delincuencia, la religión. Y, en el mejor de los casos, la resiliencia con empatía social que rompa el círculo de la desesperanza: el estudio vespertino, el trabajo.

“Los pobres sabían que yo era uno de ellos y, aunque no sabían los detalles de mi vida, adivinaban que mi pasado era igual al de ellos”, cuenta en el libro Mario Sepúlveda.

El derrumbe de la mina San José se produjo el jueves 5 de agosto de 2010 alrededor de las 14:30 horas, dejando atrapados a 33 mineros a unos 720 metros de profundidad durante 69 días.
​ El yacimiento, ubicado en la comuna chilena de Caldera, a 30 km al noroeste de la ciudad de la nortina ciudad de Copiapó, era explotado por la compañía San Esteban Primera S.A.

El domingo 22 de agosto, 17 días después del accidente, los mineros fueron encontrados con vida, con considerables síntomas de desnutrición. En ese tiempo, se habían organizado para racionar la muy escasa alimentación encontrada en el refugio, potabilizar agua y sostener un espíritu de solidaridad que les permitiera mantener el optimismo y la convivencia.

Luego de encamisar parcialmente la perforación, comenzó la extracción de los mineros mediante una cápsula individual, a las 00:00 h del miércoles 13 de octubre y diez minutos después, se logró traer a la superficie al primer minero, continuando con los siguientes, a un ritmo de cerca de uno por hora.

Historia de un invisible. Mario Sepúlveda antes y después de la tragedia minera está disponible en librerías de todo Chile, en nuestro sitio web www.catalonia.cl y en formato eBook en www.amazon.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nuevos y entretenidos panoramas para niños y jóvenes en Las Condes

En su programa #QuedateEnCasa, la Corporación Cultural de Las Condes sigue sumando actividades para que niñas, niños y jóvenes disfruten y ...