lunes, 25 de febrero de 2013

Homeostasis: evolucionando hacia la libertad personal.



La palabra Homeostasis  viene del griego homo (μος) que significa "similar" y estasis (στάσις) "estado", "estabilidad", siendo la característica de un organismo vivo, mediante la cual se realiza la absorción de alimentos y vitaminas y se regulan las funciones que existen dentro de él, para mantener una condición estable y constante.La homeostasis es posible gracias a los múltiples ajustes dinámicos del equilibrio y los mecanismos de autorregulación.

El concepto fue aplicado por Walter Cannon en 1926, 1929 y en 1932  para referirse al concepto de medio interno (milieu intérieur) de Claude Bernard, que lo publicó en 1865 y que es considerado el padre de la fisiología.

Como regalo de año nuevo, Felipe Monsalve junto a Random House Mondadori nos presentó el libro “Homeostasis” en el cual nos muestra el testimonio de 23 personas que decidieron un cambio de vida e iniciaron una búsqueda constante de equilibrio entre sus necesidades la satisfacción de ellas.

Además, los testimonios se complementaron con las fotografías de Olivia Larraín que dan cuenta de la intimidad en que viven los protagonistas de este libro. También, están sus ilustraciones de plantas medicinales que complementan la idea de la sanación que dirige el relato de este libro.

Estas personas (Ximena Abogabir, Juan Andrés Camus, Jeanine Charron, Horacio Croxatto, Ximena Dávila, Claudette Duchesne, Adriana Hoffmann; Sergio Larraín, Hugo Marín, Humberto Maturana, Manfred Max- Neff, Juan Pablo Orrego, Adela Pino, Gustavo Ponce, Paulina Riedemann y Gustavo Aldunate, Jürgen Rottmann, Adriana Schnake, Gastón Soublette, Janet Sprhnle, Douglas Tompkins, María Luisa Velasco y José Luis V ergara) de muy distintas clases sociales y actividades tienen en común el haber iniciado una búsqueda,  que los llevó a adaptarse a nuevas condiciones y a mantener un equilibrio personal a pesar de las transformaciones que afrontaron.

Los seres humanos tendemos a vivir en la rutina porque nos proporciona estabilidad emocional. El cambio, está lleno de incertidumbre y ante ella, es preferible no actuar. En cambio, estas personas lo vieron de manera positiva y proactiva porque fueron capaces de hacer las transformaciones necesarias. Lo anterior, es difícil porque el ser humano está compuesto de de un complejo sistema de pensamientos, sentimientos y deseos

Los protagonistas de estos cambios, aprendieron a modificar la manera de pensar y de actuar, enriqueciendo su posición frente al cambio, adoptando una actitud proactiva en la cual analizaron las posibles opciones de futuro y no se quedaron a a esperar que las cosas ocurrieran, sino que empezaron a crear nuevas oportunidades para ellos y para su entorno, estando abiertos a nuevas ideas viendo esta transición como un reto no como una amenaza.

Cada uno de los testimonios tiene como hilo conductor el significado del cambio: significa más esfuerzo, salirse de la zona cómoda y vencer la inercia que se impone con los modos arraigados de pensar y se comprometieron con el cambio como un proceso continuo de mejora y creyeron en él en vez de reaccionar en contra.

La superación personal es un proceso de transformación en continuo desarrollo, a través del cual una persona trata de de adoptar nuevas formas de pensamiento y una serie de cualidades para mejorar su calidad de su vida.

Los testimonios de Homeostasis  muestran que, a través de la preparación personal, el ser humano puede alcanzar un estado de satisfacción consigo mismo, lograr cambios positivos en su vida y transformar o entender las circunstancias que lo rodean, para así poder disfrutar de una vida mejor desde la calma, la armonía y la espiritualidad.

Todos y cada uno de nosotros, en algún momento hemos querido dejar todo botado diciendo “quiero mandar todo a la punta del cerro”. Sin embargo, nos ponemos a pensar en las dificultades, en las deudas y retrasamos la transformación por temor a un cambio demasiado brusco y no se da el paso.

Los protagonistas de Homeostasis, buscaron una vida mejor, no solo refiriéndome a más comodidades materiales, sino que quisieron llegar a una vida evolucionada libre de las cárceles que nos imponen las ideas y los sentimientos equivocados, ficción creada en nuestra mente a la que le damos tanta fuerza, que la convertimos en nuestros  peores monstruos.

Una de las lecciones que nos entrega el libro, que no es de autoayuda, es que somos nosotros quienes conspiramos en contra de nuestra superación personal, ya que nos permitimos llenarnos de angustia, temor, ira y desilusión.

Nos inundamos de miedos y los tapamos con pretextos esperando el momento adecuado o el minuto perfecto para cambiar de vida. Sin embargo, al llenarnos de excusas   ese minuto nunca llega, obteniendo pereza,  pesimismo y las postergaciones propias del espíritu conformista.

Los protagonistas de este libro, nos enseñan que la superación no aparece de la nada, es decir uno no se despierta una mañana y se da cuenta que es una persona diferente, sino que se necesita esfuerzo, trabajo contínuo, resistencia.

Nos muestran que no es un proceso fácil, porque hay que ir dejando atrás pensamientos y conductas adquiridos a lo largo del tiempo, en un camino de todos los días, que cubre toda la existencia, cada día de la vida.  

Duro, pero a la vez maravilloso proceso porque se renace a una nueva realidad,  de la cual surge una persona nueva que logra una transformación en su actitud frente a la vida y tienen claro,  que no serán felices hasta que no hayan solucionado sus más íntimos conflictos personales.

Cada uno de los hombre y mujeres que dieron su testimonio tomaron la desición de evolucionar ya que se dieron cuenta que la superación personal dormía en ellos. Sólo tuvieron que despertarla.

miércoles, 20 de febrero de 2013

Barómetro de Equidad: Tan lejos, tan cerca de la ciudadanía



A fines del año 2012, las fundaciones Equitas y  Friedrich Ebert  Stiftung publicaron el Barómetro de Política y Equidad bajo el título “Tan lejos, tan cerca. De la ciudadanía y del poder” en el cual, destacados académicos y profesionales expresan su punto de vista sobre los temas que capturaron la atención de los chilenos durante el año recién pasado.

En el informe, se establece que las movilizaciones estudiantiles, las protestas ciudadanas en regiones y las períodicas encuestas de opinión pública continuaron evidenciando el amplio descontento ciudadano con la gestión del Presidente Piñera y de su Gabinete. Esta insatisfacción se sumó a la ya generalizada crisis de legitimidad de las principales instituciones políticas,sociales y económicas chilenas.

Lo anterior, se da en un complejo contexto interno en el cual se vio una acumulación del descontento hacia este Gobierno, producto de los desarrollos políticos ocurridos en el Ejecutivo, del sector empresarial (la continuidad de los conflictos de interés), de los conflictos sociales que enfrentaron a la ciudadanía con el Gobierno (estudiantes, mapuches y la comunidad de Aysén); de las tensiones al interior de las Fuerzas Armadas y de Orden, que significaron un retroceso en su incersión en el sistema democrático; así como los conflictos en la Alianza y en la Concertación.

Uno de problemas fue la duda constante sobre la confiabilidad de la información entregada por el Gobierno en distintas ocaciones como cuando anunció el fin de las listas de espera AUGE; los cuestionamientos internacionales hechos a la reconstrucción; los problemas en la ejecución en terreno del CENSO 2012; la aparición de ciudadanos ya fallecidos en los registros electorales; encuentro de votos y estampillas en basureros; supuestos fraudes electorales y la entrega de los resultados de la encuesta CASEN con el posterior alejamiento de la CEPAL  del proceso validador de la encuesta.

Según el Barómetro, los problemas que se suscitaron al interior de la Alianza, se debieron, precisamente, a priorizar las medidas de política social que la derecha no los consideraba rentable desde el punto de vista electoral, lo que abrió frentes de conflicto importantes con sus principales bases políticas. Un ejemplo de lo anterior fue el estancamiento de la reforma a la salud, como resultado de las visiones conflictivas existentes al interior del Gobierno y de la Alianza que lo sustenta porque, mientras un sector busca introducir reformas que permitan una mayor sintonía con la ciudadanía, otros ven en el rechazo a las reformas de fondo del modelo social, la tarea fundamental de la coalición gobernante.

En este número del Barómetro se tocan temas de política (Un Gobierno de minorías, Augusto Varas); economía (Economía política de la política económica, Hernán Frigolett); política social (Subsidios y entrampamiento:la política social de Piñera a fines del tercer año de gobierno, Eugenio Rivera); educación superior (La fragmentación del modelo y los escándalos (Luis Eduardo González, Óscar Espinoza Díaz); género (La ausenccia de género. El poder de espaldas a la ciudadanía, Pamela Díaz- Romero Monreal); puebos originarios (Los pueblos indígenas de Chile y complejos escenarios, Domingo Namuncura); medios de comunicación (David contra Goliat, Elisabet Gerber); ciudad y reconstrucción (Urbanismo a la carta, Alfredo Rodríguez, Paula Rodríguez); medio ambiente (Termoeléctrica Castilla: un fallo inquietante, Flavia Liberona) y políticas culturales (Porfiada memoria, Marcia Scantlebury).

Diversos artículos que tocan los temas que más impactaron en la opinión pública del último año y que tienen como hilo conductor la poca empatía del Gobierno con las necesidades de la ciudadanía, tal y como lo expresaran Alfredo y Paula Rodríguez en su artículo “Urbanismo a la carta” es una intención de mantener como no vinculantes las opiniones de los ciudadanos, es decir no se darse el tiempo de caminar un rato con los zapatos de otros.

Lo cierto es que la empatía puede llegar a ser una habilidad crucial para alcanzar la excelencia. Mirar desde otros zapatos.

No quiere decir que necesariamente hay que estar de acuerdo con el otro, dejando de lado nuestras propias convicciones y asumir como propias la del otro. Por el contrario, se puede estar en completo desacuerdo con alguien, sin por ello dejar de respetar su posición, aceptando como legítimas sus propias motivaciones.

Cultivar habilidades sociales (como aceptar la diversidad creando una relación inclusiva)  es tal vez la tarea más difícil para las personas,  pero hay que trabajar para conseguirlas y solo se obtendrán con esfuerzo. Por otro lado, muchos asisten a cursos teóricos, se leen montones de libros pero su vida no cambia un ápice y es porque la empatía no se logra desde el sofá sino saliendo al mundo real y a la calle.

Como decía Mahatma Gandhi: “las tres cuartas partes de las miserias y malos entendidos en el mundo terminarían si las personas se pusieran en los zapatos de sus adversarios y entendieran su punto de vista”

Este año el Ejecutivo entró a su último año de gestión, ambicionando darle continuidad al gobierno de la Alianza y además con una agenda legislativa que contempla la elección de consejeros regionales, plesbicitos comunales, el lobby en organismos públicos, ley de transparencia y la de probidad pública; la ley de presupuestos, el INE autónomo; la reforma al sistema procesal; la carretera eléctrica; la reforma al sistema de acreditaciones y nada más y nada menos que la reforma al sistema de partidos que, en un año electoral, no tiene muchas posibilidades de lograrse de manera exitosa.

Además, el Gobierno deberá darle gobernabilidad al país durante el año abriendo, al mismo tiempo, la posibilidad de triunfo al candidato oficialista. ¿Podrá caminar con los zapatos de otros?.

lunes, 18 de febrero de 2013

Conversaciones con Mario Levrero: a través del laberinto.



En agosto de 2012, Lolita Editores publicó Conversaciones con Mario Levrero, libro que resultó de las conversaciones (más bien asedio) de Pablo Silva Olazábal  con Mario Levrero.  

Jorge Mario Varlotta Levrero nació el 23 de enero de 1940 en Montevideo, Uruguay y falleció el 30 de agosto de 2004 en la misma ciudad. La mayor parte de su vida la pasó en Montevideo, vivió en otras ciudades uruguayas y argentinas y también en Burdeos, Francia.

Se desempeñó como librero, fotógrafo, humorista, editor de una revista de entretenimientos y, en sus últimos años, dirigió un taller literario. 

A fines de la década de los sesenta, comenzó a publicar en editoriales uruguayas y argentinas y en su obra se encuentran novelas que, generalmente, no son muy extensas y recopilaciones de cuentos,  variables en su tamaño. Sus últimos trabajos corresponden a un género propio, a medio camino entre el ensayo, el relato y las memorias. 

A pesar de que siempre mantuvo un perfil bajo, tuvo un creciente grupo de seguidores tanto en Uruguay como en Argentina. En el año 2000 obtuvo una beca Guggenheim, con la que pudo escribir La novela luminosa, que junto a  El discurso vacío, se consideran como sus obras mayores, por su complejidad fabuladora. Su narrativa está escrita en primera persona; se centra en la urbe y le entrega al lector, una sensación sentirse atrapado en un sentimiento de aislamiento personal. 

Levrero cae en una corriente de escritores uruguayos que no son posibles de ubicar al interior de alguna corriente literaria. Felisberto Hernández, Armonía Sommers, José Pablo Díaz junto a Levrero son los primeros participantes de esta narrativa y  Marosa di Giorgio y Felipe Polleri son los continuadores actuales.
Durante cuatro años, Pablo Silva asedió a Levrero con el objetivo de llegar a conocerlo más y logró que el libro se convirtiera en un autorretrato ya que permitió que Levrero hablara fluidamente de cine, de dibujos animados, de sus gustos, de sus manías, de sus mecanismos de creación literaria, sus técnicas de corrección literaria, su compromiso con la realidad  y su forma de ver el mundo. Respecto a su modo de creación, Levrero dice que “produzco a partir del ocio. No hago nada que no me guste. No trabajo de manera alienada. Y el ocio no significa simplemente hacer nada; puede ser muy activo. La actividad degenera cuando se transforma en neg-ocio, negación del ocio”.

En estas conversaciones, Levrero revela que su singularidad en su formación y en su estilo está fuertemente influenciada por la literatura popular, especialmente por las novelas policiales y que es un estilista cuidadoso, minucioso, casi maniático.

Pablo Silva, logra que Mario Levrero nos muestre el tránsito que tuvo desde el inconsciente colectivo, que se vio en sus primeras novelas, su llegada al subconsciente hasta aparecer  en la conciencia, lo que le ayuda a describir lo que ocurre fuera de sí mismo. En ese sentido, el propio Levrero expresa que “tenés que sacarte de la cabeza que se escribe a partir de la palabra y sobre todo, a partir de la invención (intelectual). Se escribe a partir de vivencias, que solo pueden traducirse mediante imágenes”.  

En este libro, Pablo Silva nos conduce a través de calles y encrucijadas, intencionadamente complejo para confundir a quien se adentre en él. Sin embargo, quien logre dar con la salida, se encontrará con un universo ficcional que mostrará los reflejos del más apasionante de los laberintos como puede ser la personalidad de Mario Levrero.

miércoles, 13 de febrero de 2013

Se publica libro sobre lengua Rapa Nui



“Hable Rapa Nui, una lengua viva” es el nombre del libro de bolsillo financiado por la Oficina de Asuntos Indígenas Isla de Pascua de la Corporación Nacional de Asuntos Indígenas, CONADI. 

La publicación también incluye una revista de historia de la isla y la cultura Rapa Nui, con imágenes e ilustraciones de sus principales sitios arqueológicos. 

90 ejemplares del libro fueron proporcionados a la Academia de la Lengua Rapa Nui. La edición total, que es de dos mil ejemplares,  serán entregados a bibliotecas, colegios y a la comunidad en general y significa una inversión de $9 millones 693 mil pesos financiada a través del Fondo de Educación y Cultura de CONADI.

El director nacional de la CONADI, Jorge Retamal, señaló que “aquí ya no estamos hablando de proyectos, estamos viendo en concreto que el pueblo Rapa Nui está aprendiendo su lengua y su cultura, en lo que constituye una demostración más de la convicción con que estamos trabajando en la recuperación de las lenguas originarias de Chile”.
 
El prólogo es de Juan Lukas Aka Hanga Rapu Tuki, jefe subrogante de la oficina y encargado del fondo que financió la iniciativa. 

El proyecto fue adjudicado por la directora de la revista Möe Varua, Helga Thiemme, y fue realizado con la colaboración de la Academia de la Lengua Rapa Nui. Su presidente, Alfredo Tuki Pate recibió los ejemplares que serán puestos al servicio de la comunidad pascuense.



 
Cabe destacar que el libro de 80 páginas es una introducción a la lengua y viene a ser un diccionario gramatical para entender y hablar el idioma de los descendientes de Hotu Matúa, así como una ayuda escolar. "Hable Rapa Nui, una lengua viva" estará disponible en la biblioteca de los colegios de la isla a partir del mes de marzo.
           

viernes, 8 de febrero de 2013

El lenguaje de las flores: oculto e universal



Para mi tristeza, violeta azul, clavelina roja pa’ mi pasión, y, para saber si me corresponde,deshojo un blanco manzanillón: si me quiere –mucho, poquito, nada–,
tranquilo queda mi corazón decía Violeta Parra en su canción “La jardinera”.

Lo cierto es que en todo el mundo y durante toda la historia de la humanidad, las  flores son parte esencial de la cultura, tanto si componen un perfecto centro de mesa en un banquete de boda o un hermoso ramo de regalo de cumpleaños como si transmiten agradecimiento o tributan homenaje en un funeral.
 
Y aunque casi todo el mundo sabe que las rosas rojas significan amor, pocos saben que existe un lenguaje de las flores completo, perfeccionado en Inglaterra a mediados del siglo XIX, en el que cada flor, cada hierba y cada planta tienen asociada una emoción particular. Así, por ejemplo, el avellano expresa reconciliación, la glicina bienvenida y la hiedra fidelidad.

Desde la antigüedad, las flores han sido una noble vía para dar a conocer y transmitir sentimientos. El lenguaje de las flores tiene sus orígenes en Oriente y se ha transmitido pasando por el Antiguo Egipto, la Edad Media, el Renacimiento, hasta llegar al Romanticismo, época ésta en que tuvo su máximo apogeo.

Entonces, existe un lenguaje popular asociado a las flores y una alternativa para cada ocasión. Por ejemplo, la rosa roja es sinónimo de amor, la amarilla de amistad, la blanca de miedo, la rosada de indecisión; la camelia blanca de amistad incambiable. Otros ejemplos: la margarita blanca simboliza inocencia y pureza, por lo que está relacionada con la niñez; la gardenia significa alegría; la flor de azahar, castidad; el tulipán, amor desesperado si es de color amarillo y una sutil declaración de amor si es rojo; el clavel significa distinción y nobleza, y el lirio, inocencia, pureza y alegría.

Además, el mensaje cambia en función de si la flor está abierta o en botón y la posición en que se ofrece. De esta manera, una flor, que por regla general, expresa todo el amor de una persona hacia otra, si se entrega con el tallo hacia arriba significa puñalada trapera.

Al querer regalar flores hay que tomar en cuenta tres aspectos cómo son  lo que representa cada una, qué es lo que queremos comunicar y cuál es la flor preferida de la persona que las va a recibir. También, hay que considerar el color de las mismas, porque  los colores provocan reacciones acionales y emocionales en lo más profundo de la psique humana.

En la época victoriana era un medio de comunicación, en el cual las flores y los arreglos florales se usaban para enviar mensajes codificados, sirviendo a sujetos para expresar sentimientos que de otro modo nunca se podrían hablar como en Doña Rosita la soltera o El lenguaje de las flores de Federico García Lorca. Que muestra una época en que la mujer estaba destinada de manera única  y exclusivamente para el matrimonio y por o tanto debía aprender labores del hogar, aguja, bordado, alguna clase de música, quizás algún idioma, con preferncia el francés.

La distracción, como todos los aspectos de la vida diaria, estaba regido por la discrección, nada de libertad de sentimientos, donde las madres acompañaban a sus hijas a los parques, para vigilar su moral y coartar su libertad.

Entonces, flores, abanicos, colores, pañuelos, sombrillas, tarjetas de visita eran elementos utilizados para enviar "mensajes cifrados": aceptar un amor, comprometer una cita a una hora determinada (sin que los demás lo advirtieran) lo que en nuestros tiempos nos parecerá una "cursilería,

El libro “El lenguaje de las flores” de Mandy Kirkby del sello Salamandra, es presentado a la manera de las misceláneas de la época victoriana, que, bellamente ilustrada contiene la descripción de cincuenta flores, un diccionario de las emociones relacionadas con las flores y plantas que las expresan, e ideas para crear arreglos florales en ocasiones concretas. Incluye, además, un ilustrativo prólogo de Vanessa Diffenbaugh, la autora de la novela El lenguaje de las flores, recientemente publicada con este sello editorial.

sábado, 2 de febrero de 2013

El oro y la oscuridad: el retorno del héroe



El año pasado, Alberto Salcedo Ramos junto a Lolita Editores, publicaron el libro “El oro y la oscuridad” relato biográfico de Antonio Cervantes Reyes, mejor conocido como Kid Pambelé.

Oscar Wilde, decía que “la biografía presta a la muerte un nuevo terror: que alguien escriba sobre nuestra vida”. 

La biografía (del griego βίος, bíos, «vida» y γρφειν, grāfezn, «escribir») es la historia de la vida de una persona narrada desde su nacimiento hasta su muerte, consignando sus hechos logrados, y sus fracasos, así como todo cuanto de significativo pueda interesar de la misma persona.

Para ello suele adoptar la forma de un relato expositivo y frecuentemente narrativo y en tercera persona de la vida de un personaje real, desde que nace hasta que muere o hasta la actualidad. En su forma más completa, sobre todo si se trata de un personaje del pasado, explica también sus actos con arreglo al contexto social, cultural y político de la época intentando reconstruir documentalmente su pensamiento y figura.

 La biografía puede registrarse en forma audiovisual o en forma escrita; las cuales se dividen en diversos subgéneros, y que no hay que confundir con algunos tipos de novela histórica o historia novelada.

De origen afrocolombiano y de extracción humilde, Pambelé vivió su niñez y adolescencia entre su pueblo natal y el popular barrio de Chambacú en Cartagena de Indias. De niño fue embolador y vendedor de cigarrillos. Defendió 18 veces su título mundial de boxeo, lo que le valió un puesto en el Salón de la Fama del Boxeo.

A los 18 años empezó a boxear. Su estilo deslucido generaba rechazo entre el público cartagenero. Una noche llegó al colmo de apostar dinero por su propia derrota, lo cual le costó una sanción de la Federación Colombiana de Boxeo. Por eso, viajó a Venezuela, donde fue pulido por el empresario Ramiro Machado y el entrenador Melquíades "Tabaquito" Sanz, quienes lo convirtieron en campeón mundial de la categoría welter junior (140 libras), título que obtuvo el 28 de octubre de 1972. Lo retuvo hasta 1976, lo recuperó al año siguiente y lo perdió definitivamente en 1980.

Luego de enfrentar a Alfonzo Frazer por el título Welter Jr. AMB, el 19 de mayo de 1973, Colombia tuvo a su primer boxeador campeón mundial.

Según se cuenta, empezó a recibir toda clase de homenaje por parte de alcaldes y concejales de Colombia. Salía con las mujeres más famosas de su país, se hacía de amistades del mundo del espectáculo y hasta le había comprado una mansión a cada una de sus dos mujeres oficiales.

Cuenta la leyenda, que fue en esa época que Gabriel García Márquez se encontraba en España y un grupo de persona que lo vio dijo: “Ahí está el hombre más importante de todo Colombia”. El propio escritor miró para todos lados y preguntó: “Y dónde está Pambelé”. A ese punto llegaba la fama de Antonio Cervantes.
El 6 de marzo de 1976 resignaría su corona ante Wilfred Benítez en un fallo dividido tras quince vueltas en el Hiram Bithorn Stadium de San Juan de Puerto Rico.

Sin embargo, recuperaría la corona el 25 de junio de 1977 ante Carlos María Jiménez a quien venció por nocaut técnico en la sexta vuelta en Maracaibo, Venezuela, oportunidad de encontrarse vacante dicho título. Defendió exitosamente la corona hasta el 2 de agosto de 1980 cuando cayó derrotado ante Aarón Pryor por nocaut en la cuarta vuelta de un combate disputado en el Riverfront Coliseum de Cincinnati, Estados Unidos.

Su última pelea la disputó el 9 de diciembre de 1983 ante Danny Sánchez en Miami ocasión en que perdió por puntos de manera unánime en diez vueltas. 

Luego se perdería en un camino de drogas siendo abandonado por quienes decían ser sus amigos.
En el año 1998 ingresó al Hall de La Fama Internacional y la Federación Colombiana lo nombró “Boxeador del Siglo” dos años más tarde. Al cabo de su carrera profesional, su récord fue de 91 peleas ganadas (45 kilos), 12 pérdidas y 3 empates. Sólo dos veces fue noqueado.

Aun cuando Pambelé está pobre, enfermo y acompañado de su hijo (también boxeador) sigue luchando contra sus adicciones y quedará en la historia de Colombia porque él, cada 28 de octubre, retorna el héroe que les recuerda a los pocos amigos que le quedan, que es un nuevo aniversario de ser campeón.

Exhibición reflexiona sobre las etnias patagónicas.

“Primera Fundacional – Derrotero Australis” es una exposición que reúne un conjunto de grabados y aguafuertes de Carlos Damacio Gómez, lo...