sábado, 2 de febrero de 2013

El oro y la oscuridad: el retorno del héroe



El año pasado, Alberto Salcedo Ramos junto a Lolita Editores, publicaron el libro “El oro y la oscuridad” relato biográfico de Antonio Cervantes Reyes, mejor conocido como Kid Pambelé.

Oscar Wilde, decía que “la biografía presta a la muerte un nuevo terror: que alguien escriba sobre nuestra vida”. 

La biografía (del griego βίος, bíos, «vida» y γρφειν, grāfezn, «escribir») es la historia de la vida de una persona narrada desde su nacimiento hasta su muerte, consignando sus hechos logrados, y sus fracasos, así como todo cuanto de significativo pueda interesar de la misma persona.

Para ello suele adoptar la forma de un relato expositivo y frecuentemente narrativo y en tercera persona de la vida de un personaje real, desde que nace hasta que muere o hasta la actualidad. En su forma más completa, sobre todo si se trata de un personaje del pasado, explica también sus actos con arreglo al contexto social, cultural y político de la época intentando reconstruir documentalmente su pensamiento y figura.

 La biografía puede registrarse en forma audiovisual o en forma escrita; las cuales se dividen en diversos subgéneros, y que no hay que confundir con algunos tipos de novela histórica o historia novelada.

De origen afrocolombiano y de extracción humilde, Pambelé vivió su niñez y adolescencia entre su pueblo natal y el popular barrio de Chambacú en Cartagena de Indias. De niño fue embolador y vendedor de cigarrillos. Defendió 18 veces su título mundial de boxeo, lo que le valió un puesto en el Salón de la Fama del Boxeo.

A los 18 años empezó a boxear. Su estilo deslucido generaba rechazo entre el público cartagenero. Una noche llegó al colmo de apostar dinero por su propia derrota, lo cual le costó una sanción de la Federación Colombiana de Boxeo. Por eso, viajó a Venezuela, donde fue pulido por el empresario Ramiro Machado y el entrenador Melquíades "Tabaquito" Sanz, quienes lo convirtieron en campeón mundial de la categoría welter junior (140 libras), título que obtuvo el 28 de octubre de 1972. Lo retuvo hasta 1976, lo recuperó al año siguiente y lo perdió definitivamente en 1980.

Luego de enfrentar a Alfonzo Frazer por el título Welter Jr. AMB, el 19 de mayo de 1973, Colombia tuvo a su primer boxeador campeón mundial.

Según se cuenta, empezó a recibir toda clase de homenaje por parte de alcaldes y concejales de Colombia. Salía con las mujeres más famosas de su país, se hacía de amistades del mundo del espectáculo y hasta le había comprado una mansión a cada una de sus dos mujeres oficiales.

Cuenta la leyenda, que fue en esa época que Gabriel García Márquez se encontraba en España y un grupo de persona que lo vio dijo: “Ahí está el hombre más importante de todo Colombia”. El propio escritor miró para todos lados y preguntó: “Y dónde está Pambelé”. A ese punto llegaba la fama de Antonio Cervantes.
El 6 de marzo de 1976 resignaría su corona ante Wilfred Benítez en un fallo dividido tras quince vueltas en el Hiram Bithorn Stadium de San Juan de Puerto Rico.

Sin embargo, recuperaría la corona el 25 de junio de 1977 ante Carlos María Jiménez a quien venció por nocaut técnico en la sexta vuelta en Maracaibo, Venezuela, oportunidad de encontrarse vacante dicho título. Defendió exitosamente la corona hasta el 2 de agosto de 1980 cuando cayó derrotado ante Aarón Pryor por nocaut en la cuarta vuelta de un combate disputado en el Riverfront Coliseum de Cincinnati, Estados Unidos.

Su última pelea la disputó el 9 de diciembre de 1983 ante Danny Sánchez en Miami ocasión en que perdió por puntos de manera unánime en diez vueltas. 

Luego se perdería en un camino de drogas siendo abandonado por quienes decían ser sus amigos.
En el año 1998 ingresó al Hall de La Fama Internacional y la Federación Colombiana lo nombró “Boxeador del Siglo” dos años más tarde. Al cabo de su carrera profesional, su récord fue de 91 peleas ganadas (45 kilos), 12 pérdidas y 3 empates. Sólo dos veces fue noqueado.

Aun cuando Pambelé está pobre, enfermo y acompañado de su hijo (también boxeador) sigue luchando contra sus adicciones y quedará en la historia de Colombia porque él, cada 28 de octubre, retorna el héroe que les recuerda a los pocos amigos que le quedan, que es un nuevo aniversario de ser campeón.

1 comentario:

Exhibición reflexiona sobre las etnias patagónicas.

“Primera Fundacional – Derrotero Australis” es una exposición que reúne un conjunto de grabados y aguafuertes de Carlos Damacio Gómez, lo...