jueves, 30 de junio de 2016

La Cooperativa de Editores de La Furia inaugura el Primer Malón del Libro



La alcaldesa de Providencia, Josefa Errázuriz, y el presidente de la Cooperativa de Trabajo Editores de la Furia (CEF), Marcelo Monetcinos, inaugurarón hoy, a las 12:30 horas de este jueves 30 de junio, el primer Malón del Libro, con múltiples actividades gratuitas y abiertas para diversos públicos.

La actividad abre las puertas en el Centro de Creación y Comunidad  Infante 1415, desde las 11:00 horas de este jueves, en calle José Manuel Infante 1415 (a pasos de calle Santa Isabel y a dos cuadras de Avenida Salvador).

Las editoriales que componen la Cooperativa de Trabajo Editores de la Furia (CEF) buscan romper con la tradición que sitúa a las ferias de libros en la temporada primavera - verano, creando este Malón del Libro que se realizará este invierno de 2016. 

Desde la CEF definen este Malón como una “feria mixta, es decir, un evento de venta y encuentro con el público lector y, simultáneamente, un espacio para el diálogo y para el intercambio de experiencias entre editores con lluvia de editoriales independientes y un temporal de títulos rebajados”. 

El Malón del Libro contempla la realización de talleres y conversatorios que se realizarán desde el día de su inauguración, jueves 30 de junio, hasta el domingo 3 de julio.

Destacan entre estas actividades  la que se realizará el sábado 2 de julio a las 19:30 horas,  con un dialogo  sobre temas mapuche, que contará con la presencia de los autores de Ceibo Ediciones Héctor Llaitul (vocero de la Coordinadora Arauco Malleco) y el doctor en sociología Tito Tricot, quienes junto al Premio Nacional de Historia Jorge Pinto, y la lingüista Elisa Loncon (autores de pehuén Editores) abordarán diversos temas relacionados con el conflicto que el Estado chileno mantiene con el pueblo mapuche, incluida la demanda que los mapuche sostienen por la autonomía.

Además, habrá talleres para niños en distintos horarios entre el día jueves 30 y sábado 2.

El viernes 1 de julio a las 19:30 horas se realizará una conversación sobre el análisis y alcances del actual proceso constituyente, con la participación de Javiera Parada (Revolución Democrática), Francisca Quiroga (directora del periódico El Desconcierto), y María Pía Silva (abogada y docente en Derecho en la Universidad Católica y en la Universidad Alberto Hurtado).

miércoles, 29 de junio de 2016

Si te vieras con mis ojos: a ver cuál de los tres te quiere más

Hace un tiempo el sello Alfaguara publicó la novela “Si te vieras con mis ojos” del escritor chileno Carlos Franz en la cual, se relata el romance entre Carmen Arriagada Mauricio Rugendas, Charles Darwin y el marido de ella en una trama llena de erotismo y pasión.


En efecto, Rugendas y Darwin coincidieron en Chile en la década de 1830, época en que a las diversas corrientes de pensamiento que existían en Chile, se unía un cierto fastidio y desorden. Frente a ello, había el deseo de dar al país una organización sólida, un gobierno estable, un progreso cultural y económico que se venían buscando desde la época de la Independencia.

Tiempo, en el que Diego Portales pondría la base ideológica de muchos de los fundamentos que rigen al Estado chileno hasta hoy en día como son el concepto de orden, el principio de autoridad fuerte (presidencialismo); la impersonalidad y probidad de los cargos; la necesidad de la existencia de una oposición política; la subordinación de las Fuerzas Armadas al poder legítimamente constituido y la creencia que el aporte de los extranjeros sería beneficiosos siempre y cuando no fuera el preludio de una nueva dominación extranjera. 

La protagonista de esta trama es Carmen Lisperguer, mujer de veintisiete años, hija única de un hacendado patriota que goza de la lectura y el conocimiento, habla con comerciantes de distintas nacionalidades, que no va a la Iglesia, caprichosa, dominante, difícil de tratar, casada con un militar héroe de la Independencia varios años mayor que ella siendo el enlace entre estos tres hombres que aman a la misma mujer.

Rugendas y Darwin se hacen amigos pero son contrarios en el amor y en la manera de concebirlo.  Mientras que para el artista alemán, el amor y la pasión están concebidos de manera romántica ayudándolo en su proceso creativo para el científico inglés, de veinticinco años, la pasión está moderada por la ciencia y la observación donde el amor es una excusa para encubrir el sexo y la procreación.

Carmen, disfruta de ambos tipos de amor sin abandonar al hombre mayor que la ama en silencio, que acepta todas sus locuras por el temor de perderla.

Quien narra la historia es Rugendas, como si se estuviera mostrando su diario de vida, en el cual se intercalan las cartas que Carmen le envío ininterrumpidamente durante quince años, incluso sin recibir respuestas. Se sabe que luego de la muerte del pintor, ella quemó las cartas que recibió de él.

El historiador Guillermo Feliú Cruz expresó en un estudio que realizó que “la vida de Carmen Arriagada era sino una constelación de ausencias, una existencia cuya forma era la de un vacío. Imaginaba la pareja como una comunión intensa de cuerpos y espíritus, pero estaba casada con un hombre al que no amaba. Creía que la mujer tenía dones suficientes como para acceder a derechos y protagonismos que, sin embargo, se le negaban o se le restringían.  Se sentía afín a un pensamiento moderno progresista, liberal, pero vivía en una sociedad más cerca todavía del pasado colonial que de la modernidad”.

¿Si Rugendas y Darwin hubieran visto con los ojos de Carmen, que habían podido ver y cómo lo habrían visto?

A lo mejor la respuesta está en la poesía de Elías Ramos cuando dice:

Si te vieras con mis ojos/ dirías que el cielo eres tú...
Si te vieras con mis ojos/las flores del cielo serían pocas
para adornar tu belleza,/si sólo te vieras... con mis ojos.

La luz de la luna sería poca/para alumbrar las noches nocturnas,
en las que te veo pasar...
Espigada de luz de esmeralda/ entre el son de un pajarillo
que canta como derrotando al miedo.

Si te vieras con mis ojos/ sabrías por qué te amo tanto...
Porque el atardecer me parece hermoso/ a pesar de su agonía
siempre regala su último resplandor/cuando estás junto a mí,
si sólo te vieras... con mis ojos.

Entenderías que la distancia/es más corta cuando te quiero...
porque te deseo/y desearte me da alas para ir por ti
para cruzar distancias sólo por ti.

Oh... si sólo te vieras con mis ojos.
El cansancio se convertiría en paz/ sublime para mi altar...
y la lluvia dejaría de llorar/y se pondría a jugar conmigo
a ver cuál de los dos te quiere más,/cuál de los dos te quiere... más
si sólo te vieras... con mis ojos/ si sólo te vieras...

lunes, 27 de junio de 2016

Consejo de la Cultura invita a elegir el Sello con el que se conmemorarán los 100 años del natalicio de Violeta Parra





Como una gran celebración que difunda su vida y obra se ha pensado la conmemoración de los 100 años del nacimiento de la artista Violeta Parra.

Para ello, el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes (CNCA), en conjunto con la Fundación Violeta Parra, han desarrollado el concurso Sello Violeta, que busca involucrar a la ciudadanía en la definición de la imagen de las celebraciones del año homenaje a la artista el 2017.

El Ministro de Cultura, Ernesto Ottone, al llamar a participar expresó que “quiero invitar a la ciudadanía a hacerse parte de esta votación, con la que damos inicio a las actividades preparativas del gran homenaje que estamos organizando para dedicar el 2017 a la figura y legado de Violeta. De esta forma la imagen de sus 100 años será la que los chilenos decidan”.

En el sitio web http://violeta100.cultura.gob.cl la ciudadanía podrá votar por una de las tres propuestas gráficas, que se elaboraron usando la firma de Violeta y detalles de sus obras, dándole “Me gusta” a su opción preferida, desde cualquier parte del mundo y hasta el 13 de julio próximo.

La primera opción, es la firma de Violeta acompañada con elementos inspirados en detalles de su obra “Contra la Guerra” (1962, Tela bordada). Las flores, que en la obra salen de las cabezas de los personajes, en este caso se utilizan como sellos que permiten ver diferentes elementos que utilizaba en sus obras visuales.



La alternativa 2, muestra la obra “El árbol de la vida” (1962, Tela bordada,) inspira esta propuesta, donde las ramas y hojas se transforman en las cuerdas de una guitarra, uno de los principales elementos reconocibles de Violeta. Nuevamente su firma adquiere protagonismo para reforzar la representación de su identidad.




La ultima disyuntiva propuesta para el público es en la que para dar forma al nombre de Violeta se usó la caligrafía que la artista bordó para “Afiche“(1964, tela bordada), además de un detalle de la obra “Thiago de Mello” (1960, Tela bordada,) donde dejó plasmado a su amigo, el reconocido poeta brasileño.

En todas las propuestas, para la frase “100 años” se usó la tipografía Andes, del tipógrafo chileno Daniel Hernández.


El 04 octubre de este año, en el Día de la Música Chilena, instaurado por el cumpleaños de Violeta Parra, el Consejo de Cultura dará inicio a la programación de las celebraciones por los 100 años.

En este contexto se estrenará la obra de Violeta “Canto para una Semilla”, a cargo del Ballet Folclórico Nacional, Bafona, bajo la dirección artística de Leticia Lizama y se desarrollará el concierto “Violeta Sinfónico”, repertorio clásico que interpretará la Orquesta de Cámara de Chile, dirigida por Alejandra Urrutia, en conjunto con Escuelas de Rock del Consejo de la Cultura y con la participación de artistas consagrados.

El programa de actividades está siendo desarrollado por el Consejo de la Cultura y las Artes en un trabajo colaborativo con la Fundación Museo Violeta Parra y la Fundación Violeta Parra, y en coordinación con una serie de ministerios, que incluyen: Relaciones Exteriores, Energía, Educación, Vivienda y Urbanismo, Obras Públicas y el Ministerio de la Mujer, además de la participación de una serie de especialistas y personas relevantes que están contribuyendo desde un espacio de participación en cada tema.



Presentaron libro sobre la cultura chinchorro



El libro “La Cultura Chinchorro: Pasado y Presente”, editado por los académicos Bernardo Arriaza y Vivien Standen, fue presentado el día de hoy por el ministro de Bienes Nacionales, Víctor Osorio y el Rector de la Universidad de Tarapacá, Arturo Flores, siendo una de las más importantes obras en español sobre la materia.

La ceremonia de presentación se realizó en el Museo Nacional de Historia Natural en el Parque Quinta Normal contando con la presencia de más de 200 invitados,  entre los que se encontraban académicos y estudiantes de ciencias sociales y biológicas (antropología, arqueología, antropología física, sociología, psicología) y público en general interesado en la Cultura Chinchorro.

En la actividad coincidieron los cuatro Embajadores Honoríficos de la Cultura Chinchorro como son el ministro Víctor Osorio, el cantautor Manuel García, el empresario Sebastián Montero y el académico Bernardo Arriaza, nominado al Premio Nacional de Historia. 

También estuvo el director del Museo Nacional de Historia Natural, Claudio Gómez, y el académico Sergio Medina que está a cargo del Expediente de nominación de la Cultura Chinchorro a la lista de Patrimonio Mundial de UNESCO.

La obra, con aportes interdisciplinarios, está compuesta por 20 capítulos escritos por 22 autores sobre la Cultura Chinchorro incluyendo el análisis del medio ambiente, la calidad y la cantidad de sus recursos, el paisaje natural, las practicas funerarias y artísticas, entre otros aspectos de la cotidianeidad y ritualidad de esta cultura precolombina del norte chileno.

Como se sabe, estos antiguos pescadores desarrollaron complejas formas artificiales de momificación, que son las más antiguas de la historia de la humanidad.

El ministro Osorio señaló en la presentación que “constituye una tarea central del Gobierno de Chile contribuir a la protección de los bienes culturales y que la comunidad conozca sus raíces ancestrales y el patrimonio histórico – cultural de su entorno. El desarrollo de un país no debe significar la destrucción o el olvido de su pasado y de su territorio. Chile lo ha asumido como desafío y ha estado articulando esfuerzos para la comunidad y las instituciones del Estado trabajen por protegerlos”.

“No tenemos dudas que será un aporte de enorme envergadura a la tarea del conocimiento que hace fértil la memoria y que asume el patrimonio como herramienta de construcción de futuros, añadió el Secretario de Estado.

Sostuvo el ministro Osorio que “estamos ante un caso en que del trabajo científico de la Universidad de Tarapacá derivó en fundamento de movilización de la ciudadanía, en respaldo a la postulación a Patrimonio de la Humanidad, en primer lugar de la Región de Arica y Parinacota y luego de la ciudadanía en general.  Tengo el convencimiento de que esta obra es una contribución al conocimiento científico de la Cultura Chinchorro y también a la demanda de la ciudadanía al respecto. Este tema provoca fascinación por ser las momias más antiguas de la historia, pero también porque habla de un pueblo que vivía en armonía con su entorno natural y con profundo amor a la vida”.

Claudio Gómez, director del Museo, agradeció que el lanzamiento se realizara en las dependencias de la institución y subrayó que la obra “es el primer compendio en español sobre esta materia, por lo que espero que sea un paso adelante para conocer más la Cultura Chinchorro, tanto para el mundo especializado como para el público en general”.

Arturo Flores, Rector de la Universidad de Tarapacá, destacó “el valor de la publicación de este libro, porque contribuye con sólidos argumentos en el camino de declarar la Cultura Chinchorro como Patrimonio de la Humanidad. Además, esta obra busca transmitir a la población la importancia de difundir el patrimonio cultural, el paisaje natural y los aspectos cotidianos de esta cultura y su importancia a nivel mundial”.

Por su parte, Bernardo Arriaza manifestó que “es un honor presentar este libro de la vida cotidiana de una población de pescadores que vivió hace 7 mil años atrás. Son una cultura viva y somos los herederos de sus sueños, sus ilusiones y logros, los cuales están plasmados en sus momias y su cosmovisión del mundo”.
“Es importante que descubran la riqueza de los primeros pobladores que vivieron en el desierto más árido del mundo, el ayer y el presente, ya que al final Chinchorro somos todos”, concluyó.

jueves, 23 de junio de 2016

Viene ciclo de música en vivo en Santiago.



Un nuevo ciclo de música en vivo en el cual, se presentarán bandas chilenas emergentes se realizará a partir del 02 de julio hasta el 30 del mismo mes en pub Moloko Soul Café de Avenida Vitacura 8587 desde las 22:30 horas del jueves 2.

Junto a estas bandas, expondrán destacados artistas nacionales con trabajos de arte y ropa independiente. El valor de las entradas se estará anunciando a través de las redes sociales de la productora # Nuevos Sonidos, cuyo objetivo es


El 02 de julio tocarán las bandas, Santropia, Enola, Hotel Julieta y Passarola. Además exponen Lovelymess, Manerecher, Mundo de Cojines, Woodskin e Impresión (taller de grabado)

El 09 de julio será el turno de los conjuntos musicales Maxine Eijkman, Silent Garden
Playroom, y expondrán Lemu, Sabry Barrios, Vicho Palomar, Sankteyakobi y Macanuo Estudio junto con Impresión taller de grabado

Las bandas Nosotros, Hugo Wachtendorff, Bender Bucowski, Pyramid Onion tocarán el 16 de julio. Ese día expondrán Mundo de Cojines, Impresión taller de grabado y Basinari

El sábado siguiente, 23 de julio, tocarán Los Humberstones y AMC Funk. Asimismo, expondrán Dwall, Faya, Impresión taller de grabado, Lalio y Nicolás Rojas


Cierran el ciclo, el 30 de julio, Natalia Vidal, Pantashiro y Valvai. Exponen ese día Junky Paradox, Jesús Rivero, Blakabala, Casalapindeco e Impresión taller de grabado

sábado, 18 de junio de 2016

Itinerancia de FICWALLMAPU continuará durante todo el mes de junio.



Valdivia, Lanco, Saavedra, Isla Huapi, Puerto Domínguez, Cañete y Chol-Chol serán algunos de los territorios que se sumarán a los recorridos de FICWALLMAPU.

Las Muestras de Cine Itinerante tienen como objetivos encaminar a la segunda versión del Festival Internacional de Cine Indígena de Wallmapu a realizarse del 22 al 26 de noviembre en Temuco, además de fomentar el respeto por la diversidad y la valoración de nuestros Pueblos Originarios a través de la exhibición de realizaciones audiovisuales.

Los recorridos de FICWALLMAPU comenzaron en abril con la muestra de Cine Indígena Infantil en la Escuela Rucatraro Alto (Galvarino- Comunidad Rucatraro), sumándose diferentes lugares del territorio ancestral mapuche donde, junto con exhibir realizaciones audiovisuales de temática indígena, se han realizado diferentes talleres en materia de comunicación

Lautaro (Centro Cultural), Escuela Virgen de Guadalupe (Lof Budimallín- Padre las Casas), Angol (Centro Cultural), Carahue (Centro Cultural), Escuela Republica de México (Curacautín), Escuela Esmeralda (Molco-Loncoche), Escuela Bahai Faizi (Comunidad Manuel Lorenzo Rulo- Nueva Imperial), Escuela Tranamil Rulo (Comunidad Rulo-Nueva Imperial) y Padre las Casas, han sido los lugares protagonistas de esta etapa que encamina a la segunda versión de FICWALLMAPU.

El festival a la fecha ha estado en diez lugares y a su vez ha llevado a cabo más de veinte Muestras de Cine Indígena Itinerante, tomando en cuenta que en gran parte de los territorios se realizan jornadas tanto para niño/as como para adultos.

Cabe destacar que el equipo de FICWALLMAPU, llevó a cabo dos iniciativas en las escuelas Bahai Faizi y Tranamil Rulo (Nueva Imperial) que tenían como objetivo relevar la importancia de la comunicación con enfoque intercultural en los niños y niñas de los establecimientos.

En la Escuela Tranamil Rulo, se realizó un taller sobre las implicancias que tiene el uso de Redes Sociales como Facebook y Twitter, relevando los peligros, ventajas y desventajas de la red social más popular en Chile. De igual forma, se enfatizó en cómo estas herramientas comunicacionales pueden ser utilizadas a favor de los Pueblos Originarios. El taller se enfocó en estudiantes de sexto a octavo básico, quienes finalizaron la actividad con un ejercicio práctico.

Por otro lado, en la Escuela Bahai Faizi se grabó Videocarta, formato audiovisual que permite a territorios alejados geográficamente enviar un mensaje por medio del video.

En esta ocasión,  las y los niños de cuarto a sexto básico escogieron qué actividades propias del Pueblo Mapuche dar a conocer, escogiendo el Palín, la huerta orgánica de su escuela, la preparación y limpieza de mote con cenizas, Choike Purrün, entre otros.





Cada una de las Muestras de Cine y Video Indígena se enmarca en las actividades que encaminan a la segunda versión del Festival Internacional de Cine Indígena de Wallmapu y permiten invitar en terreno a esta celebración pluricultural de los pueblos.

El calendario de las actividades comienza a las 16:30 horas, del próximo lunes 20 de junio, en la Sala de Cultura del municipio de Puerto Saavedra


Al día siguiente, martes 21 de junio, se continuará en Chol-Chol en las dependencias del Liceo Intercultural Guacolda de Puerto Domínguez. Posteriormente, el jueves 23 de junio le tocará el turno a la escuela Roble Huacho. (Huichahue km.9), Ruka Raki Isla Huapi.

El sábado 25 de junio la muestra se realizará en la Comunidad Pascual Paillalef (sector norte). El martes 28 de junio en Rulo-Nueva Imperial se realizará el taller; al día siguiente las actividades se trasladarán a Lanco (provincia de Valdivia) y terminarán el jueves 30 de junio,  en el Museo Mapuche de Cañete.



viernes, 17 de junio de 2016

Inauguran exposición en homenaje a los 90 años de Ulrich Welss.



“ULRICH WELSS, 90 AÑOS, 90 OBRAS” se titula la gran muestra antológica que se presentará en el Centro Cultural Las Condes, entre el 15 de junio y 7 de agosto, en homenaje al destacado artista chileno-alemán, con una selección de su extenso y extraordinario legado.

Las pinturas, dibujos y acuarelas de Ulrich Welss poseen la fuerza hereditaria del expresionismo alemán y juegan siempre con la contingencia, con sentido de humor y sarcasmo.

Es que Welss, como todo artista, es un observador de su entorno y su tiempo transmitiendo en imágenes aquello que le inquieta o le llama la atención. Con un imaginario propio, toda su obra está cruzada por el hombre y su historia asumiendo el rol de denuncia cuando los hechos así lo requieren.

La exposición está integrada por 90 obras que comprenden más de 70 años de trayectoria artística, desde una acuarela temprana realizada en Grecia, en la posguerra, a los 16 años de edad, hasta dos dibujos ejecutados recién en 2013. Entre ellos, una vida entera -pinturas, dibujos y acuarelas- da cuenta del estado de alerta permanente que anima a este “joven de 90 años”.

Francisco Javier Court, director de la Corporación Cultural de Las Condes, expresa que “revisar la obra de Welss es como leer una crónica visual de las últimas décadas. Como pocos, interpreta la contingencia y la traduce a un sistema de imágenes que evoluciona sin perder un ápice de su esencia”.  

“Para elaborar su discurso se vale de códigos y técnicas propias que investiga y desarrolla de acuerdo al momento. Así, surge su característico ‘raspado’, un delicado proceso técnico que identifica sus trabajos. Lo notable es que Welss nunca ha dejado de crear y sus series siempre son un antecedente de lo que vendrá. Esta exposición lo recoge por entero y atraviesa 71 años de obra, dando cuenta del vigor extraordinario que anima a este artista chileno-alemán”, añade el director de la Corporación Cultural.

Organizada por la Corporación Cultural de Las Condes, la muestra es posible gracias al empeño puesto por su hijo Tomás Welss, también artista, que, al igual que su padre, no claudica en la batalla y opta por lanzar sus municiones desde la trinchera de la animación.

Hijo y nieto de pintores aficionados, Ulrich Welss nació en 1926 en Alemania. La familia emigró a Grecia, debido a la inminente Segunda Guerra Mundial, donde el joven recibió la influencia del arte clásico y se desempeñó como músico de jazz. En 1947, a los 21 años de edad, llegó a Chile y desde entonces ha estado fuertemente ligado al medio artístico local. Primero se formó a través de talleres libres en el Instituto Goethe y luego ingresó a la Universidad de Chile. Una vez graduado, fue contratado como profesor en la Facultad de Arquitectura y en la Escuela de Bellas Artes de la Universidad de Chile. Paralelo a su labor docente, desarrolló una obra personal que lo hizo proyectarse dentro y fuera del país.
Su hijo Tomás señala que “sus pinturas de los años 60, posteriores al primer naturalismo académico “apuntan a una búsqueda personal que tiende a raspar, escarbar y hurgar sobre una tela blanca. Este revestimiento blanco que el propio artista utiliza para encubrir los trazos coloridos y sueltos previamente aplicados, son un fundamento, tapiz y cimiento”.

“Recuerdo de niño cómo cubría sus telas coloridas con esa pátina de pintura blanca. Desde mi perspectiva infantil, evoco ese hecho como la propia destrucción, si debo revivir ese acto con mirada cándida y casi temerosa. Sin embargo, era el inicio de una gran etapa creativa que enfatizaba la exploración, conectando lo gestual y riguroso. Una dicotomía que se presenta en algunos procesos creativos al lanzar la primera bofetada imperiosa y gestual, junto al deseo de remozar, controlar y encauzar, posteriormente”, añade Welss hijo.

César Gabler, crítico de arte, explica que “aunque la obra de Welss se asocia con frecuencia al expresionismo, aspectos plásticos e icónicos lo alejan de los primeros cultores de esa tendencia y lo ponen en sintonía con la obra de aquellos artistas conectados con el informalismo, el arte Bruto y ciertas formas del pop. La superficie de sus pinturas (muros artificiales sobre los que el artista rasca, punza y pinta) lo conectan con Dubuffet”.

El mismo Ulrich explica que un cuadro terminado le proporciona una gran satisfacción, la que no dura mucho.

“No lo miro más y con el siguiente me gustaría sobrepasar esta satisfacción. Aguanto la inquieta espera. Las sorpresas surgen de repente, de la mancha, del material, de la línea, y me llevan a soluciones inesperadas. Existe una referencia entre el querer hacer tal o cual cosa y el resultado. A veces es como si saliera de una plumada, de la nada. Los cuadros decisivos no fueron planificados, salieron de una condición nueva”, finaliza el artista homenajeado.

Las obras pertenecen al archivo personal del autor, a colecciones particulares, al Museo Nacional de Bellas Artes y Museo de Artes Visuales.  

La exposición se extenderá entre el 15 de junio al 7 de agosto de 2016 en las salas de exposición del Centro Cultural Las Condes (Av. Apoquindo 6570) y se podrá visitar de martes a domingo entre las 10:30 horas y las 19:00. La entrada es liberada.


miércoles, 15 de junio de 2016

Celebran el jazz en Chile



Una  línea  de  tiempo  de  18 metros  recorrerá  los  hitos  más  destacados  de  la  historia  del  jazz,  que comienza en 1860 con un grupo de cantores africanos que llegan a Valparaíso, y que llega hasta el año 2013  con  la  primera  ganadora  chilena de la competencia Thelonius Monk, forma la muestra Historia del jazz en Chile que se inaugurará en el centro cultural Gabriela Mistral (GAM) de la capital chilena.

Colaboran en la organización de esta exposición la Sociedad Chilena del Derecho de Autor, Revista Papeles de Jazz, La Red, Hola Jazz, Instituto Profesional Projazz, Construye Cultura, y Festival Chile Jazz. 

La muestra contará con más de cien fotografías, una variedad de discos en formato vinilo y digital, publicaciones de prensa y una cuidada puesta en escena.       

También  se  podrá  ver permanentemente  en  pantalla  las  temporadas  de Red  Jazz, programa  del  canal  La  Red  que mostró en los años 90 a jazzistas chilenos en vivo lo que reúne más de 100 fotos, discos originales, documentos y cerca de 10 horas de registro audiovisual podrán encontrarse en la exposición Historia del jazz en Chile

Dentro de la muestra estará el  jazz  de  los  años  20,  cultivado  por los  bailes  de  moda  y  canciones norteamericanas;  el  formato  orquestal  tipo  big  band;  las  primeras  composiciones  y  orquestas chilenas;  las  sesiones  de  improvisación; la  fundación  de  clubes  en  Santiago  y  regiones;  el  jazz  moderno, el eléctrico y hasta el de fusión criolla.

En un muro irán fotografías de gran tamaño de los comienzos del jazz hasta la década los 80, mientras que telas de gran tamaño darán la bienvenida al visitante con los rostros emblemáticos de jóvenes que han triunfado fuera de Chile en los últimos años.

También se contará con una galería compuesta por 40 retratos de músicos que han impuesto un sello desde la década del sesenta hasta nuestros días.

La muestra destaca a los grandes exponentes del género, desde la labor pionera de Pablo Garrido en  los  años  30,  pasando  por  Lucho  Córdova,  Roberto  Lecaros,  Alfredo  Espinoza,  Daniel  Lencina, Pedro  Greene,  Ángel  Parra,  Christian  Gálvez,  Cristián  Cuturrufo,  Claudia  Acuña  y  Melissa  Aldana, entre muchos otros.

Felipe Mella, Director Ejecutivo del GAM expresó que “es   una exposición que   nos   tiene muy contentos y que   rescata este género musical   tan importante. En ella, el  público  se  encontrará  con  una  muestra  que  exhibirá,  en  forma  muy gráfica y pedagógica la relevancia que ha tenido el jazz en nuestro país.  Estamos seguros que el visitante se empapará con este pedazo de la historia musical y con esta disciplina que está pronto a cumplir su centenario.”

La exhibición, enfocada en el romance y auge del jazz, también expone documentos, como el acta notarial  de  1951  que  funda  el  Club  de  Jazz  de  Santiago,  programas  históricos  y  mucho  material exclusivo de coleccionistas.

Historia del jazz en Chile, fue curada por Álvaro Menanteau, musicólogo que realizó la investigación y creó los textos de la muestra.


La muestra, que revisa el desarrollo de este género musical en el país, estará abierta entre el 17 de junio y el 24 de agosto en la Sala de Artes Visuales de GAM (Edificio B, piso - 1).

La exposición se puede visitar de martes a viernes de 10 a 21 horas y los sábados y domingos entre las 11 y las 21 horas.

viernes, 10 de junio de 2016

Exilios de Medusa: el otro nombre de la muerte



En preámbulo a la obra de teatro Ligeros de Equipaje de Jorge Díaz, Daniel Sueiro expresa que el “exilio no es una palabra, ni es un drama, ni una estadística sino que es un vértigo, un mareo, un abismo, es un tajo en el alma y también en el cuerpo cuando, un día, una noche, te hacen saber que aquel paisaje tras la ventana, aquel trabajo, aquel amigo, aquella silla y aquel hueco en aquel colchón, aquel sabor, aquel olor y aquel aire que habías perdido, lo has perdido y lo has perdido para siempre, de raíz y sin vuelta. Si somos capaces de sentirlo, siquiera un instante, tal vez pueda evitarse volver a caer en él nunca más”.

Son las emociones que Naín Noméz quiso reflejar en su libro de poemas “Exilios de Medusa” publicado por Lom Ediciones. 

 En este libro Nómez, retoma un tema presente en sus poemas anteriores: el exilio donde, considera que el ser humano es un gran exiliado, puesto que vive permanentemente fuera de sí y además, la perdida del territorio ancestral, tema que actualmente, marca a sociedades enteras que están en permanente movimiento, cruzando fronteras culturales y geográficas, ya sea por razones sociales, políticas o económicas y que provoca en las personas el sentimiento de desarraigo profundo de la identidad individual y colectiva que ha hecho del exilio una experiencia traumática.

Esta reflexión, busca, de una u otra forma, conjurar "el otro nombre de la muerte", como Shakespeare denominaba al exilio. A "los que se fueron", puesto que al fin y al cabo habían salvado la vida, algo que no es exactamente cierto ya que su vida desapareció del lugar donde querían vivir".

El exilio conlleva un desarraigo doloroso del medio en que hemos crecido, un choque que te hace sentir desadaptado, una cascada de tristezas y añoranzas por tus seres queridos, comida, amigos, música y tu país. ¿Alguno lo ha vivido?
En estos tiempos el exilio dejó de ser un castigo legal a un método de supervivencia, millones de exiliados o refugiados todos los días empacan lo que pueden y se marchan para salvar la vida yo mismo soy uno de ellos, abandoné mi país por temor a ser asesinado por los narcoterroristas.

El tema central es el exilio, que en este libro es un periplo individual de encuentro consigo mismo y los demás—a través de la interlocutora privilegiada, compañera y testigo imprescindible, la medusa— y además un avatar necesario o fatal de la así llamada condición humana. Así, este poemario o poema largo—como personalmente tendemos a leerlo— tiene su referente y crea su imaginario en una situación contextual y un tema, que han sido determinantes para el desarrollo de la poesía y la literatura chilenas, es decir el exilio.

Pero aquí no se ofrece al lector a través de un emisor poético con carta de ciudadanía, no se trata de un chileno concreto exilado en una localidad geográfica determinada, ni hay tampoco un conjunto de situaciones e imágenes que lo sitúen histórica y contextualmente, salvo quizás en los poemas finales, pero esto solo se le insinúa al lector.

A diferencia de la mayor parte de los textos poéticos chilenos contemporáneos, aquí es escasa la referencia inmediata al contexto de lo que podría ser la coyuntura situacional, solo aparece puntualmente en los comentarios poéticos que acompañan a cada poema, titulados marginalias, y en los últimos poemas que recapitulan, cierran, evalúan el periplo del acto de escritura, auto descubrimiento y arreglo de cuentas que es este libro. 

También creemos que el emisor poético en esta obra de Nómez no calza con un hablante lírico que el lector pueda asimilar al hablante lírico que se espera en un discurso poético, no solo por no estar situado contemporáneamente, sino por su peculiaridad, ya que se introducen diversas voces que hacen que este libro sea bastante dialógico.

Incluso se llegan a insinuar estados identitarios escandalosos y múltiples. Entonces, este poemario se lee un poco a contrapelo de la lectura habitual de poesía—por su densidad y materialidad lingüística, su estilo que a veces roza la impenetrabilidad, su manera de privilegiar la sugerencia frente a la exposición, su carácter de prosa poética, su abundante alusión a personajes míticos clásicos. La misma elección de esta cultura y su mitología como referente del imaginario del poema es sorprendente, sobre todo en tiempos de reivindicaciones de alguna manera antioccidentales que abundan en muchas partes del así llamado tercer mundo.

«El texto escrito por Naín Nómez es un recorrido por la psique humana a través de diferentes tiempos y espacios, desde Grecia Antigua hasta hoy, para desmenuzar lo que ocurre con el amor, y sobre todo con la pasión por los extremos, los límites. Por lo tanto, se convierte en un viaje en que el exceso del sentido conduce a la soledad, la que provoca el abandono de sí en el viaje por el otro, al cual se porta como en un rito o una pesadilla. Más aún, el otro es un ciego impulso a ser. Pero es también una interrogación al diálogo humano, a la necesidad de habitar con y para otro, el espacio y la breve vida que buscan en él su lugar, el fundamento de su ser…

Es, según el autor, una especie de historia del género femenino y al mismo tiempo una crítica del mundo actual: “La historia de medusa es la invisibilización de un sujeto castigado por querer ser distinto, por querer vivir a su manera. Es la historia de muchas personas, pero por sobre todo de las mujeres”.

Una de las presentadoras de este trabajo de Nómez, Eugenia Brito, poeta y profesora universitaria (Universidad de Chile) lo ve como « un recorrido por la psique humana a través de diferentes tiempos y espacios, desde Grecia Antigua hasta hoy, para desmenuzar lo que ocurre con el amor, y sobre todo con la pasión por los extremos, los límites». 


Por su parte, María Nieves Alonso, doctora en Filología Hispánica y académica de la Universidad de Concepción, describe este texto como «una apasionada crónica de desventura, amor y desamor en torno al destino y efectos de uno de los “monstruos” más potentes, bellos y horribles que cruzan nuestra imaginería del mal, el poder y el deseo».  Agrega  que se trata de “«un libro excéntrico e inteligente” , atravesado por demonios familiares y demonios salvajes, un poemario que cruza géneros, grafías, reinos, fronteras voces y verbos que  parecen concurrir para indicar, junto a las voces de la intertextualidad, que la “verdad” de todo lo escrito se encuentra más allá de lo que comúnmente aceptamos».


El autor

Naín Nómez nació en Talca en 1944. Es profesor de Filosofía de la Universidad de Chile, Master of Arts de Carleton University y Ph. D. en la Universidad de Toronto, Canadá. Ha publicado más de una docena de libros, entre obras poéticas, antologías y estudios críticos sobre poetas chilenos y latinoamericanos. Entre sus obras destacan Pablo de Rokha. Epopeya del Fuego (1995); Antología crítica de la poesía chilena, en cuatro tomos (LOM ediciones, 1996, 2000, 2002, 2007); Movimiento de las salamandras (LOM ediciones, 1999); Ejercicios poéticos para (desde, alrededor de) la cocina (LOM ediciones, 1999) ambos editados por LOM.  En 1985 obtuvo el Premio de Poesía Universidad de Alberta, Canadá, y en 2000 su obra fue reconocida por el Consejo Nacional del Libro y la Lectura. El Consejo también apoyó la escritura de este libro con la beca de Creación Literaria (2012-2013).  

Estudio científico revela que las esponjas resisten al cambio climático

Observar la respuesta de las esponjas antárticas al cambio climático es el tema principal del artículo “Temporal stability of bacterial co...