sábado, 20 de abril de 2019

Keynes: el legado continúa


Los problemas que aborda la economía, son viejos y nuevos al mismo tiempo.

Viejos, porque la economía, desde los inicios de la historia humana, trata de explicar un objetivo muy preciso, como es la supervivencia de la sociedad y nuevos, porque los desafíos a los que se enfrentan las sociedades, siempre tienen un componente nuevo que obliga a revisar lo antiguo y sacar de ello, lecciones y acciones que estén acordes con la situación que se enfrenta.

Por ello, la teoría económica siempre trata de explicar tanto las expansiones como las depresiones económicas por lo que siempre, la economía es un fenómeno de absoluta realidad y constante evolución.  

El 15 de septiembre de 2008, Lehman Brothers, cuarto banco estadounidense de inversión y dueño de 32.000 millones de euros en títulos hipotecarios, se declaró en quiebra.

La crisis de las hipotecas subprime, fue una crisis financiera, por desconfianza crediticia, que, como un rumor creciente, se extendió inicialmente por los mercados financieros de Estados Unidos y fue la alarma que puso en el punto de mira a las hipotecas basura de Europa desde el verano del 2007, evidenciándose al verano siguiente con la crisis financiera de 2008 y se considera, que fue el detonante de la crisis económica de 2008-2015 en el plano internacional y es por ello, que el libro 
Keynes. Pensar en la economía mundial hoy., de los economistas Peter Temin y David Vines, entrega una muy accesible introducción a sus ideas. 

Pero, antes es bueno entender el contexto económico, político y social en que nació Keynes.
Keynes, uno de los economistas más influyentes en la historia del pensamiento económico, nació en Inglaterra en 1883 y su libro más importante fue La teoría general sobre el empleo, el interés y el dinero, publicado en 1936. Además de ser un economista teórico que cambió la consideración de la macroeconomía en el siglo pasado, fue aficionado a la historia económica y biógrafo de grandes economistas.

Mientras estudió en la Universidad de Cambridge, se interesó por las matemáticas, la estadística, la filosofía y finalmente, por la economía. Fue director y principal accionista del Teatro de las Artes de Cambridge y mecenas del grupo de Bloomsbury, coleccionista de pintura moderna y bibliófilo de literatura científica.

John Maynard Keynes fue un intelectual del siglo XX, que creó una nueva rama de la economía conocida como macroeconomía y jugó, un papel central en la reconstrucción de Europa y de la economía mundial tras la II Guerra Mundial.

La economía mundial estaba en las preocupaciones de Keynes y llegaron a ser centrales en 1919, cuando se opuso al Tratado de Versalles, hasta 1944 cuando jugo un papel fundamental en la redacción de los Acuerdos de Bretton Woods sobre el sistema de gestión monetaria internacional. Y aunque Keynes se centró en el corto plazo, sus teorías se complementaban con un conocimiento claro de proceso de crecimiento económico a largo plazo, pero, con demasiada frecuencia, sus teorías no se tienen en cuenta, ignorándose sus aportaciones a la economía global.

La economía keynesiana ha llegado a identificarse con la Gran Depresión y con las políticas que siguieron en las décadas posteriores a la II Guerra Mundial, período ahora conocido como la edad de oro del crecimiento económico.

Este extraordinario ciclo, acabó en la década de 1970. Sin embargo, tras un período de crisis, pasamos por otra era keynesiana, con precios estables y gobiernos activos, desde comienzos de la década de 1980 hasta el 2008. Esta nueva era keynesiana llegó a su fin con la crisis financiera global.

El presente libro, explica las ideas de Keynes sin centrarse en una descripción detallada o un desarrollo pormenorizado de sus teorías, sino que es una introducción al pensamiento keynesiano y a su aplicación a las cuestiones de política global y si el lector, es capaz de concebir la representación de la oferta y de la demanda, se tiene el suficiente conocimiento para entender la esencia de la economía keynesiana

El libro, comienza con una contextualización histórica sobre los puntos de vista económicos que había en el siglo XVIII sobre las relaciones económicas internacionales y ello, mostrará las bases del pensamiento de Keynes, especialmente en la época en que comenzó la Gran Depresión y de sus innovaciones durante la II Guerra Mundial y como tuvo que vencer a las convenciones sobre el análisis económico que existían en su época para, lograr crear su teoría.

Además, se muestra el análisis keynesiano de la economía cerrada hasta llegar al sistema monetario y se explicará por qué, incluso el modelo keynesiano más simple, es relevante para las condiciones actuales de la economía.

Para finalizar, comentan los retos de la economía mundial actual, poniendo en valor la utilidad de un acercamiento keynesiano simple, a las actuales decisiones en política económica y por lo tanto, las ideas keynesianas pueden sentar las bases para una vuelta al crecimiento económico mundial.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Segunda versión de FAS amplía programa literario y presencia de escritores extranjeros

Con el lema “Me gustas cuando lees”, en su segunda versión el Festival de Autores (FAS) se realizará entre el viernes 27 y el domingo 29...