domingo, 9 de diciembre de 2018

Grupo musical Sol y Lluvia celebran 40 años de vida.


Para celebrar sus 40 años de vida, el grupo musical Sol y Lluvia presentará el próximo miércoles 12 de diciembre a las 19:30 horas el libro “Sol y Lluvia voces de la resistencia”.

El evento se realizará en la sala Musicámara de Radio Valentín Letelier (Av. Errázuriz 1108, Valparaíso).Un encuentro para todo público con entrada liberada y transmisión en directo en el dial 97.3 fm en Valparaíso, y en línea en http://rvl.uv.cl

El libro “Sol y Lluvia. Voces de la resistencia”, revisa la historia del grupo Sol y Lluvia, un genuino hito del cancionero comprometido indisoluble de la historia chilena reciente, que generó un arraigo popular firme y constante en la década de los '80, gracias a su valiente unión de alegría y denuncia en himnos sociales como “En un largo tour”, “Adiós general” y “Para que nunca más en Chile”.

El impacto del trío fundado por los hermanos Amaro, Charles y Jonny Labra en la capitalina población Vicente Navarrete, los convirtió en el primer grupo musical del país en llenar por sí solo el Estadio Nacional.

Un emocionante relato en primera persona construido en base a los testimonios de los mismos hermanos Labra, escrito por el músico y periodista Gonzalo Planet, miembro del grupo Matorral (Premio Pulsar 2016) y autor también de los libros Se oyen los pasos. La historia de los primeros años del rock en Chile y Ficciones. Los mil días de los Vidrios Quebrados.

Esta presentación en Valparaíso del libro sobre este grupo musical chileno, se suma a su lanzamiento en el velódromo del Estadio Nacional el pasado mes de noviembre, durante el show de celebración de los 40 años de Sol y Lluvia ante 10 mil personas. 

Los integrantes de la banda no se reunieron originalmente debido a la música. Los hermanos Labra instalaron en 1975 un taller de serigrafía en la comuna de San Joaquín. En ese lugar, donde trabajaron cerca de veinte personas, Charles y Amaro Labra comenzaron a hacer música en los momentos de descanso, inspirados en lo que ellos llamaban «la revolución de la esperanza». Este principio, subyace desde entonces en toda la historia de la agrupación, que se constituyó como tal cuando el par de hermanos salió a tocar a sindicatos y universidades.

Bautizados primero como Antu Auka (en mapudungun, «Sol rebelde»), las composiciones del dúo fueron de tema político. Su música estaba influenciada por el movimiento de Nueva Canción chilena y por la situación de represión que vivía Chile con los militares recién llegados al poder. Amaro Labra había sido dirigente estudiantil mientras estudiaba Administración de Empresas en la Universidad de Chile y asumió la voz del grupo y la composición de las primeras canciones.

En 1978, la banda fue rebautizada como Sol y Lluvia, y empezó paulatinamente a aumentar la frecuencia de sus presentaciones, sobre todo en espacios vinculados a la oposición al régimen, tales como peñas, centros poblacionales y actos universitarios.

Esa opción les significó enfrentarse varias veces con la represión militar. El 11 de septiembre de 1978, los dos hermanos fueron sorprendidos por agentes de seguridad lanzando volantes en la calle, por lo cual fueron primero detenidos y luego vigilados por organismos de inteligencia.

Dos años después, el grupo produjo de manera artesanal su primer casete Canto + vida (1980), el cual vendían personalmente en sus actuaciones, junto con los afiches y tarjetas que elaboraban en el taller de serigrafía.

 Su acercamiento a los circuitos del movimiento del canto Nuevo les permitió, en 1982, protagonizar una semana de conciertos en el Café del Cerro, durante los cuales registraron su segunda producción: Canto es vida.

Fue en ese momento que Sol y Lluvia consolidó su camino como una opción profesional. El grupo ya contaba con varias canciones propias, Charles Labra había enriquecido la percusión con nuevos kultrunes y bombos, e integrando ahora platillos, toms, caja y timbales, creando lo que llega a conocerse como «percusión andina».

En 1983, se incorporó de forma definitiva Jonny Labra, el hermano menor del dúo, como bajista del conjunto. A partir de ese momento, la banda inició una segunda etapa en su historia, con edición de discos y giras promocionales. La resistencia anti dictadura siguió siendo parte importante de su trabajo musical.

En 1988, Sol y Lluvia se incorporó activamente a la campaña por el NO en el plebiscito de octubre. Incluso el 6 de octubre, un día después de que la dictadura reconociera su derrota, el titular principal del diario Fortín Mapocho, fue: «Adiós General, adiós carnaval», con el epígrafe «Autor: El Pueblo de Chile. Intérprete: Sol y Lluvia».

Aunque en ese momento el grupo se encontraba en una gira por Canadá, tocando ante los circuitos del exilio chileno, ese reconocimiento es hoy un hito de su historia y una muestra de cuán arraigadas estaban sus canciones en la contingencia política nacional.

Por Pudahuel, La Bandera y Valparaíso: Radio Valentín Letelier presenta el libro Sol y Lluvia. Voces de la resistencia el miércoles 12 de diciembre en Sala Musicámara a las 7:30 pm. Entrada liberada.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Segunda versión de FAS amplía programa literario y presencia de escritores extranjeros

Con el lema “Me gustas cuando lees”, en su segunda versión el Festival de Autores (FAS) se realizará entre el viernes 27 y el domingo 29...