miércoles, 31 de enero de 2018

Cortometraje que competirá en Clermont-Ferrand muestra la crisis de la educación chilena

“Un cortometraje sobre la educación”, corto dirigido por el joven cineasta Sebastián Arancibia y el único chileno entre los 73 seleccionados para la competencia oficial que se realizará entre el 2 y el 10 de febrero en la ciudad francesa de Clermont-Ferrand.

Sebastián Arancibia, director de este cortometraje explicó que “este corto es una radiografía a la educación chilena. Una mirada desde adentro a las instituciones más olvidadas por este sistema escolar, que no atiende a las necesidades específicas del alumnado actual y que su actuar se basa en la marginación de quien sea distinto o más difícilmente alienable”.

En el filme, protagonizado por Alejandro Trejo, María Olga Matte, Cristian Lizama y los jóvenes Joseff Messmer y Benjamín Silva, se presenta una realidad desalentadora, donde grupos de marginados convergen (profesores y alumnos que no son de excelencia) en instituciones privadas que utilizan subvenciones del estado pero no invierten en herramientas o estrategias para las necesidades ni de los docentes ni del estudiantado.

Según estadísticas del Ministerio de Educación, la mitad de los colegios en Chile son particulares subvencionados siendo el foco de una Reforma Educacional que busca acabar, en muchos casos, con el lucro que sus dueños hacían con recursos públicos en detrimento de la inversión en infraestructura para los estudiantes.

Todo, en un contexto mundial donde los jóvenes chilenos tienen el peor desempeño en educación de todos los países de la OCDE, según el último informe de Unicef en base a los datos de la última prueba PISA.

Así es como desde el corazón de un colegio subvencionado donde reina la violencia y el abandono, se relata la historia de Jorge (50), un profesor que luego de ver desmoronarse su carrera docente, llega a hacer clases a un colegio con muchos problemas disciplinarios, en esta institución deberá decidir de qué manera enfrenta la violencia de los alumnos y la displicencia de las autoridades.

“Este cortometraje no sólo intenta hacer un vistazo por la educación chilena, sino que intenta mostrar mi propia historia escolar. Pasé por 6 colegios en un espiral descendente. Después de cada expulsión se hacía más difícil ser seleccionado por otro colegio, por lo que bajaba considerablemente la calidad de las instituciones”, agrega Sebastián Arancibia.

Ésta es su primera participación en el Festival Internacional de Cortometraje de Clermont-Ferrand, nacido en 1979 por iniciativa de un cine-club estudiantil de la ciudad.

Hoy es el mayor acontecimiento mundial dedicado al cortometraje, con más de 3.000 profesionales acreditados y 150.000 entradas, convirtiéndose, después de Cannes, en el segundo festival de cine francés en número de espectadores.  
Valentina Roblero, productora del corto comenta que “se trata del festival de cortometrajes más importante del mundo, lo que nos abre las puertas a otros festivales, a contactar agentes y distribuidoras, quienes incluso antes de viajar ya nos han contactado. Nuestro objetivo es poder vender el corto y presentar los nuevos proyectos de Sebastián Arancibia”,




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Artistas y empresarios se reúnen en Mercado Chec 2019.

Bajo el lema “Vincúlate, Amplía tus redes y potencia tu proyecto” se desarrollará la tercera versión del Mercado Chile Economía Creativa, ...