miércoles, 9 de mayo de 2018

Exposición revela la figura y obra del artista geométrico James Smith: Retorno del silencio. De la estructura a la forma



Una revelación constituye la primera exhibición individual del artista chileno James Smith (1924 - 2012) en el Museo Nacional de Bellas Artes, quien tuvo una relevante participación en el abstraccionismo geométrico derivando en el desarrollo de obras de carácter constructivo durante su exilio.

La muestra, que se mostrará en la Sala Matta del Museo entre el 11 de mayo y el 1º de julio de 2018, está compuesta por documentos, bocetos y más de 70 dibujos y pinturas y es fruto de la gestión, pesquisa y curatoría de Gustavo Poblete B., hijo del destacado artista geométrico Gustavo Poblete C., quien compartió con Smith una estrecha amistad.

Se trata de un largo trabajo de investigación para dar con el paradero de las obras dispersas en Chile y en el extranjero, con el fin de dar cuenta de los períodos y procesos creativos del autor.
 
el director del Museo Nacional de Bellas Artes, Roberto Farriol expresa que “esta muestra se enmarca en la misión del Museo de relevar la obra de los artistas chilenos. A 6 años de la muerte de James Smith, es un ejemplo de cómo es posible revertir con éxito la amenaza de la desmemoria en torno a legados artísticos que no han sido lo suficientemente investigados y difundidos”.

“A la vez, es un reconocimiento a la labor del coleccionismo nacional que hizo posible el rescate integral de la obra de este artista”, añade Farriol.

Por otra parte, el curador Gustavo Poblete explica que “la presencia de Smith en nuestro país ha sido un largo silencio, lo que ha llevado a un desconocimiento total de su obra para el público en general e incluso para muchos entendidos en la materia de nuestro país. El eje en la curatoría, es entregar información amplia de su vida, sus pensamientos y su obra, no tan solo la que desarrolló en su estadía en Holanda, sino también la que creó en Chile”.

Así, se releva la obra de un artista que siguiendo el paradigma de la modernidad, Smith se dedicó a la investigación-creación de corte constructivista con un alto nivel y rigurosidad en el análisis de los elementos gráficos y sus configuraciones.

“Como todo creador producto de su historia, fue consecuente con su postura ideológica sobre la función que debía cumplir el artista, como agente integrador de lenguajes y códigos permeables entre el arte, el diseño y la arquitectura”, acota Roberto Farriol.

Nacido en Mejillones (Antofagasta) en 1924, James Smith ingresa a la Academia de Bellas Artes en la década de 1950, para luego dedicarse a la pintura y el diseño. En ese momento pasa a integrar el Grupo Rectángulo y posteriormente el Movimiento Forma y Espacio, desarrollando un cuerpo de obra cercano a la abstracción geométrica, que finalmente deriva en obras de carácter constructivo.

Por su militancia y su visión artística James Smith forma parte del equipo directivo de Quimantú, editorial gestada durante el gobierno de la Unidad Popular, que pretende poner el libro al alcance del pueblo chileno.

Tras su detención y el exilio a Holanda en 1976, arranca el segundo periodo creativo del autor, etapa en la que se concreta su expresión constructiva y con ello la consolidación de su lenguaje pictórico.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Celebremos el Día del Patrimonio en el Parque

En el marco del Día del Patrimonio, el Parque Cultural de Valparaíso ofrece al visitante diversas actividades.  Entre estas un program...