viernes, 6 de diciembre de 2013

Cuenta regresiva: un baile de cifras.



El análisis que se hace en este número del Barómetro de Política y Equidad, del penúltimo semestre del actual gobierno, mostró que los principales logros fueron en el ámbito privado en desmedro del público y que primó, en la mayoría de los casos,  un baile de cifras siendo un semestre marcado por una administración muy obsesionada con los resultados de corto plazo más que con un proyecto país, en torno al cual convocar a la ciudadanía.

Augusto Varas (política); Hernán Frigolett (economía); Eugenio Rivera (política social); Patricia Silva (empleo y protección social); Luis Eduardo González y Oscar Espinoza (educación superior); Pamela Díaz- Romero (género); Domingo Namuncura (pueblos originarios); Elisabet Gerber (medios de comunicación); Alfredo y Paula Rodríguez (ciudad y reconstrucción) y Marcia Scantlebury (políticas culturales) dan cuenta  de una gestión  gubernamental centrada en la iniciativa privada y en el fortalecimiento del individualismo,  en desmedro del ámbito público en el cual entraron no sólo las instituciones del Estado, sino que también la política, los barrios y las ciudades, la televisión, la educación, el transporte e incluso, según el Barómetro la confianza y la fe pública

Para Augusto Varas, la derrota electoral en las municipales, revivió las viejas y escondidas contradicciones en los partidos de la Alianza, mostrando la pugna ideológica que hay en su interior, lo que quedo de manifiesto en la tramnitación del Acuerdo de Vida en Pareja, donde la UDI cuestionó el  proyecto y su jefe de bancada presentó una queja formal al gobierno durante una reunión del comité político

Hernán Frigolett en el análisis que realiza de la trayectoria de la economía nacional, recalcó que nuestra economía pareciera haberse deteriorado por los lados más relevantes: tipo de cambio real, precios de la energía muy elevados, huella de carbono creciente; innovación inexistente y baja productividad; un ciclo del modelo consumista que parece estar llegando a su fin sin que exista un reemplazante transformándose en una economía con pies de barro, porque el crecimiento solo se ha estado sustentando en la demanda de bienes durables y en la inversión.  

Para el analista, otro grave traspié fueron los problemas de gestión del Instituto Nacional de Estadísticas, INE, que llevaron a la destitución de su director nacional, que lograron el consiguiente descrédito institucional, afectándo con ello a un activo estadístico importante como es la evaluación de los resultados a largo plazo de las políticas públicas aplicadas en la última década. Otra gestión deficiente fue la realización del Censo Poblacional 2012 que, según Frigolett  transitó “desde el mejor censo de población de la historia al más inútil y descreditado que salpicó todo el prestigio que había ganado nuestro sistema estadístico”.

Por otra parte, a partir del segundo semestre de 2012, se noto la desacelerasción de la demanda interna mostrando que el crecimiento será inferior a la tasa de tendencia sitúandose en el rango de 3,5% a 4,5%, afectando, sin duda, el ámbito laboral ya que la desaceleración estaría afectando la capacidad de empleo en las ramas productoras de bienes. Y, en la medida que el gasto de consumo se vaya incorporando al ciclo de desaceleración, la creación de empleo será aún más débil.


En materia previsional, Eugenio Rivera recuerda que a raíz de las movilizaciones sociales, los resguardos sociales (previsión y salud) entraron al debate político nacional, pidiendo una modificación sustancial del sistema previsional, porque con el actual sistema, los trabajadores están sometidos al riesgo financiero en todo momento sin disminuir cuando el trabajador se pensiona, porque el ahorro de los chilenos no se está utilizando para crear riqueza en Chile, sino que por el contrario, es fuente de financimiento para la expansión de grupos en el exterior, o bien, para que la banca disponga de suficiente liquidez para mantener un bajo costo y lograr suculentas ganancias con intermediación de fondos destinados al gasto de consumo.

Entonces, la promesa presidencial de una reforma previsional rebajando las comisiones de las AFPs y mejorar el retorno de las inversiones que se haría aumentando la carga impositiva social en las cotizaciones de los trabajadores, además de prolongar la vida laboral de ellos, no arreglaría nada sino que al contrario, agravaría la crisis.

En ese sentido, la AFP estatal aparece como una iniciativa que pude modificar sustancialmente el sistema existente, transformándose en el primer paso para la instalación de un sistema que introduzca criterios de solidaridad y no discriminación y deje de cargar sobre el individuo los distintos riesgos a los cuales está expuesto y además, se aspira terminar con las ISAPRES al menos en lo que se refiere a su actual rol.

Patricia Silva, recuerda en su artículo “Quizás, esta vez … si ganen los pescadores” que el Ejecutivo en su programa de Gobierno hizo referencia al trabajo, abordándolo desde una concepción del temor a no tener empleo o a perderlo, así como la probabilidad de que su forma de vida se viera restringida en su totalidad

La analista, analizó las nueve medidas que Sebastián Piñera impulso en su campaña y el cumplimiento de ellas durante su mandato. Para ella, menos certeza que las cifras entregadas tiene la calidad de los empleos creados en este período donde el 50,5% de los asalariados corresponde a subcontratados, suministro de trabajadores o enganchadores, cifra que sube a 62,6 % en las mujeres.  En cuanto, al trabajo por cuenta propia el 85,6% de los nuevos trabajadores tienen jornada parcial y un 91,9% corresponde a trabajadores de baja calificación lo que demostraría la precariedad y fragilidad de los empleos y de los “emprendedores”.

Para ella, la modicicación más importante en el mundo laboral fue la elección de una mujer (Bárbara Figueroa) para dirigir la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) que le ha exiguido al Gobierno nuevas demandas como son una nueva institucionalidad laboral; un nuevo modelo de negociación colectiva, capacitación y formación contínua en los trabajadores; cumplimiento de la ley de igualdad salarial; protección de la libertad sindical; avanzar hacia un nuevo sistema de pensiones, de carácter público con la lógica de reparto solidario y finalmente una gran y profunda reforma tributaria que distribuya de manera más equitativa el ingreso nacional.

Para Pamela Díaz-Romero, en este gobierno las mujeres han sido recursos para las políticas sociales ya que su tiempo y rol ha sido incorporados como innsumos no valorizados en los programas de educación pre escolar y básica como en los programas de salud primaria (tanto preventivos como palitivos) que están dirigidos a otros segmentos de la población que presume, están bajo el cuidado de mujeres.

Según el Barómetro, en las actuales políticas públicas, los cuerpos femeninos servirían para subir la tasa de natalidad, dando una interpretación a la vez elitista e individualista de la realidad femenina que parecería dividir a las mujeres en dos categorías: las pobres y las que no lo son y que deberían sentirse identificadas con las ministras de este Gobierno, que ostentan abundantes recursos económicos y mucho tiempo personal (recurso aún más escaso que el monetario en muchas mujeres).

Siguiendo con el análisis hecho en el documento, para este Gobierno la equidad de género, ha estado ausente como objetivo y orientación permitiéndo que  las brechas entre hombres y mujeres sigan ampliándose y las políticas focalizadas continúen sin mostrar los resultados que el gobierno espera para completar su baile de cifras.

Domingo Namuncura, expresa que “el problema que radica en el movimiento indígena, es que se busca utilizar el sistema penal para intentar resolver un conflicto que tiene una clara naturaleza política y se instala, de manera inapropiada, un enemigo interno que en este caso son los mapuches. Esta forma de enfrentar las tensiones facilita que los conflictos escalen y que las arbitrariedades aumenten. Lo anterior, ayudaría que un sector, principalmente mapuche y particularmente radicado en grupos que se identifican con las nuevas generaciones, está desplegando un relato político más agudo e intenso en Chile,  ya que se estaría usando una normativa que surgió en la dictadura militar con el objetivo de desarticular la oposición de la época y se trata de normas severamente custionadas por la comunidad nacional e internacional en materia de derechos humanos”.

En cuanto a políticas comunicacionales, no existió balance el último 21 de mayo porque, para Elisabet Gerber, simplemente no existen, aún cuando los afectados por lo que suceda o no en esta área son todos los chilenos.Lo anterior, a pesar de que al estar en  la recta final, el Gobierno ha intentado desmentir el clima social adverso con un agobiamiento de supuestos logros y anuncios express. Según la analista,  “los grandes temas de las políticas de comunicaciones no aparecen en la agenda pública, lo que reduce el margen para exigir mayor transparencia en la toma de desiciones en este ámbito, cuyo derrotero suele estar más definido por los grandes intereses económicos que por las necesidades de la ciudadanía”.

En materia de políticas culturales, hay ocho iniciativas relacionadas con el patrimonio cultural en donde tres, que están relacionadas con los premios nacionales, no tienen movimiento desde su presentación y las iniciativas son escasas en el área de del libro y de la lectura. Lo anterior, a pesar de que este gobierno instaló en la oponión pública la convicción de que la derecha podía gestionar la cultura en forma más glamorosa que la izquierda, pero a la larga sus resultados, a pesar de sus propósitos empresariales, se han producido con mucha menos eficiencia.

Según el análisis que surge de este número del Barómetro, este penúltimo semestre del Gobierno ha sido rico en cifras con pretensiones descriptivas que no han sido acompañadas del correspondiente análisis, durante el cual, el Presidente se esforzó por demostrar al país que su gobierno ha sido efectivo en los compromisos asumidos y es la ciudadanía (a la que ha acusado reiteradamente de ser con él más exigente y crítica) la que no reconoce lo evidente y se resiste a asumir la lista de logros acumulados.

Para la Directora Ejecutiva de la Fundación Equitas, Pamela Díaz- Romero “la falta de sintonía del discurso con la sociedad civil no sorprende ni la perfecta concordancia entre la forma y contenidos de la intervención y la administración de Piñera, no sólo respecto a lo que se elige resaltar sino frente a lo que se omite”. Además, durante estos meses el Ejecutivo continuó con una incansable y nunca plenamente lograda búsqueda de un mayoritario apoyo ciudadano a su gestión.

Para el Barómetro “el último discurso presidencial del 21 de mayo fue el reflejo de una gestión marcada por la subestimación de la política y sin voluntad de diálogo democrático con los movimientos sociales, cuyas movilizaciones fueron directamente criminalizadas en el mensaje presidencial”.

La oportunidad que abre la campaña presidencial en un contexto de movilización y mayor conciencia que se deben hacer grandes reformas, es sin duda un aliciente para la organización y generación de propuestas para el debate e inclusión en el programa del próximo gobierno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aprueban declarar Mural Santa Lucía como Monumento Histórico

El Consejo de Monumentos Nacionales (CMN), en su sesión del miércoles 12 de junio, aprobó por mayoría, la solicitud de declaratoria como m...