martes, 20 de octubre de 2015

Aprendizaje de la ciudadanía: múltiples ejes en la discusión.




La educación es un factor clave para promover la ciudadanía y el desarrollo democrático porque, con educación se fortalece la cooperación entre los individuos y se adquieren las capacidades para procesar el conflicto.

De manera global, se ha ido materializando una nueva relación entre las personas, los colectivos y las instituciones del Estado y los desafíos que actualmente los desafíos que enfrenta el mundo no pueden seguir enfrentándose con las formas sociales y políticas propias del marco del Estado-Nación territorial.

A comienzos de este año, el Centro de Estudios de políticas y prácticas en educación en conjunto con Ediciones UC publicó el libro “Aprendizajes de la ciudadanía. Contextos, experiencias y resultados” de los editores Cristián Cox y Juan Carlos Castillo cuyo problema o nudo central, es que los cambios en la sociabilidad y en la cultura de la postmodernidad están demandando nuevas formas de hacer política, generando un nuevo tipo de ciudadano y, por tanto, nuevos requerimientos en su formación.

Para los editores el libro responde a un triple interés de conocimiento y motivación por aportar al desarrollo de la ciudadanía democrática contribuyendo a que la educación pueda responder a los desafíos evocados.

Primero, se intenta dar cuenta, de las características de los desafíos que el nuevo entorno social y político plantea a la formación ciudadana a nivel escolar. También, el volumen integra elementos fundamentales del contexto político en que tiene lugar la socialización de la nueva generación en Chile, dando cuenta de la evolución de la participación electoral como de las relaciones entre movimientos sociales y sistema político partidario en el último cuarto de siglo. Por último, hay un examen comparado de definiciones comparadas de definiciones oficiales de currículo de educación ciudadana en Chile y Latinoamérica”.

Los catorce trabajos que incluye este volumen están organizados en cuatro secciones, que cubren diversos ámbitos temáticos: a) la teoría y la investigación sobre educación y ciudadanía en el mundo; b) el contexto sociopolítico chileno y la transformación de dimensiones cruciales de la vida cívica; c) las prescripciones curriculares oficiales y las prácticas docentes y de estudiantes en el área de la ciudadanía y d) los resultados de aprendizaje de la ciudadanía en Chile, examinados desde factores asociados (como características socioeconómicas de la familias y escuelas) y sus implicancias para la desigualdad en la participación política.

La pregunta que parece surgir es cómo avanzamos hacia un mundo en el que los ideales de libertad e igualdad puedan cumplirse de manera más satisfactoria, manteniendo además la aceptación de la diversidad como elemento estructurante en un escenario indefectiblemente globalizado.

Según el profesor Joan Subirats, en su artículo Democracia, participación y transformación social publicado en la revista Polis, “la respuesta sigue siendo: democracia. Una democracia que recupere el sentido transformador, igualitario y participativo que tenía hace años. Y que por tanto supere esa visión utilitaria, minimalista y encubridora, muchas veces, de profundas desigualdades y exclusiones que tiene ahora en muchas partes del mundo. Una democracia como respuesta a los nuevos retos económicos, sociales y políticos que enfrentamos.”

Las bases de la actual sociedad industrial están quedando obsoletas a marcha forzada y las herramientas de análisis que se tenía para entender el paso del estado liberal al fordista y luego al keynesiano de bienestar, ya no sirven porque la globalización económica y el cambio tecnológico modificaron esas coordenadas.  

Las marcas de esta transformación no han pasado desapercibidas en las relaciones sociales. Subirats, explica que “se ha ido pasando de órdenes sociales relativamente estables, con escalas de desigualdad conocidas y que permitían tratamientos redistributivos relativamente homogéneos y colectivos, que se establecían además con notables garantías de continuidad, a situaciones caracterizadas por la heterogeneidad, la fragmentación, y con complejidades sólo explicables desde un proceso de individualizacón vertiginoso. La desigualdad sigue existiendo, pero sus descriptores se han modificado sustancialmente. No hay un eje predominante, sino multiplicidad de ejes de desigualdad y de vulnerabilidad.

Estas profundas transformaciones en los ámbitos productivo, social y familiar no han encontrado a los poderes públicos en su mejor momento porque a pesar de que el mercado y el poder económico se han globalizado, las instituciones políticas, y el poder que de ellas emana, siguen anclado al territorio. Y es en ese territorio donde los problemas que generan la mundialización económica y los procesos de individualización se manifiestan diariamente.”

En el libro “Aprendizajes, en la primera sección se da cuenta de las relaciones entre los sistemas escolares de masas y la ciudadanía, así como las respuestas del campo de la investigación internacional acerca de los marcos de referencia, temáticas claves, resultados y debates del ámbito de la educación ciudadana en el cual, la evaluación ciudadana sería un proceso emergente pero en camino a consolidarse.

El contexto sociopolítico actual, de grandes desafíos a la política democrática hace cada vez más relevante la educación ciudadana y el estudio de la ciudadanía. Uno de los síntomas de esta evolución sería el declive radical de la participación electoral, especialmente de los jóvenes y de la autonomización de los movimientos sociales respecto del sistema de partidos.

Frente a estas condiciones de cambio acelerado de la relación del individuo con la sociedad los contextos y contenidos del proceso formativo de la ciudadanía se encuentran cuestionados y requeridos de nuevas respuestas, en todo el mundo que tienen como base la llamada “erosión del ágora” es decir, la ausencia de relatos perfilados en la cultura.

Entonces, la educación tiene grandes dificultades para crear nuevas bases creencias y competencias para la ciudadanía compleja de la vida democrática contemporánea porque va rezagada al surgimiento de estos cambios sociales.

Esperemos que la nueva reforma educacional ayude a nuestra sociedad a entender los cambios que, al parecer, llegaron para quedarse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Segunda versión de FAS amplía programa literario y presencia de escritores extranjeros

Con el lema “Me gustas cuando lees”, en su segunda versión el Festival de Autores (FAS) se realizará entre el viernes 27 y el domingo 29...