viernes, 21 de febrero de 2014

El 21 de febrero se conmemora el Día Internacional de la Lengua Materna



El día internacional de la Lengua Materna se conmemora, hoy 21 de febrero con el objetivo de impulsar la diversidad lingüística y cultural y el multilingüismo.

La fecha elegida para la celebración conmemora las manifestaciones estudiantiles que tuvieron lugar en 1952 en Dhaka, capital del actual Bangladesh, y en las que varios participantes murieron en defensa de la lengua bangla para que se reconociera como uno de los dos idiomas oficiales del entonces Pakistán.

En noviembre de 1999, se proclamó por la Conferencia General de la UNESCO y el 16 de mayo de 2007, la Asamblea General de las Naciones Unidas exhortó a los Estados Miembros y a la Secretaría a «promover la preservación y protección de todos los idiomas que emplean los pueblos del mundo».

Irina Bokova, Directora General de la UNESCO, expresó en un mensaje oficial que “la protección y la promoción de las lenguas maternas son esenciales para la ciudadanía mundial y para lograr un auténtico entendimiento mutuo. Entender y hablar varias lenguas facilita la comprensión de la riqueza de interacciones culturales de nuestro mundo. El reconocimiento de las lenguas locales permite a un mayor número de personas hacer oír su voz y participar activamente en el destino colectivo. De ahí que la UNESCO haga todo lo posible por contribuir a la coexistencia armoniosa de las 7.000 lenguas que se hablan en el mundo”.

“Las lenguas son un instrumento poderoso para preservar y desarrollar el patrimonio cultural, tanto el tangible como el intangible. Todas iniciativas dirigidas a difundir las lenguas maternas sirven no sólo para incentivar la diversidad lingüística y el multilingüismo, sino también para crear una mayor conciencia acerca de las tradiciones culturales en todo el mundo y promover la solidaridad basada en el entendimiento, la tolerancia y el diálogo. Este año, se hará especial hincapié en «Las lenguas locales para la ciudadanía mundial: la ciencia en primer plano”, agregó Bokova en su mensaje.

En Chile, la Red por los Derechos Educativos y Lingüísticos de los pueblos indígenas de Chile ha convocado a todas las organizaciones indígenas y personas comprometidas en la revitalización de las lenguas de los pueblos a movilizarse el martes 21 de febrero, con la esperanza de sensibilizar a la comunidad y a las autoridades sobre la importancia de preservar las lenguas originarias.

Según el censo 2012 de Chile, la cantidad de población indígena en Chile alcanza 1.842.607, representando un 11.1% de la población total. En esta cifra se incluyen los pueblos Aymara, Quechua, Diaguitas, Likanantay, Rapanui, Mapuche, Kawescar, Yagan y Selknam. De ellos, la población mapuche es la más numerosa, con 1.508.722 personas, el 9,9 % del total de la población chilena (16.634.603, población total). Esta cifra es considerablemente mayor a la obtenida en el censo del año 2002 donde la población indígena alcanzó a un total de 692.192.

La protección de esta diversidad lingüística en Chile, las Américas y en el mundo es una prioridad para la UNESCO.

Es así como la Convención de 2003 para la salvaguardia del patrimonio cultural inmaterial reconoce el rol vital de la lengua en la expresión y transmisión del patrimonio vivo. Todos los aspectos del patrimonio cultural inmaterial -de los conocimientos relacionados a la naturaleza y el universo a los rituales, de las artes del espectáculo a las técnicas artesanales tradicionales- dependen de la lengua para su práctica diaria y transmisión intergeneracional. En el caso de las tradiciones y expresiones orales, la lengua no es solamente el vehículo del patrimonio inmaterial, sino constituye su esencia.

En ese sentido, la profesora Viki Haoa Cardinali, expresa su preocupación por la mantención de las lenguas maternas ya que para ella la pérdida de una lengua es un problema social.

“Perder una lengua materna es un problema social, cultural e incluso espiritual, tiene que ver con el alma, con los sentimientos, con las relaciones entre las personas y con su ecosistema. Se interpreta una visión de mundo diferente, que se enriquece y también enaltece a otras culturas.

Si no se considera en todos los estamentos de la comunidad, nuestra lengua materna podría caer en desuso como muchas otras lenguas que han extinguido por falta de conciencia y lealtad. Es necesario que exista conciencia y que nuestro idioma no sea menos que el español u otro idioma y lograr que tenga los mismos beneficios e importancia, aunque sea hablada por una minoría de personas, con la apertura para que se enriquezca de neologismos, que incorpora la tecnología y otros saberes”.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

2º Festival LambeSur pospone su realización para noviembre.

Humano Desde el lunes 1 de junio está disponible en la web www.lambesur.cl el listado de obras que fueron escogidas para participar del ...