viernes, 18 de mayo de 2018

Investigación analiza disposición de agua dulce e impacto del cambio climático



El artículo científico “Agua y comida en el siglo XXI” publicado en la revista Surveys in Geophysics, del doctor en Geofísica Rodrigo Abarca del Río, fue seleccionado como uno de los textos más innovadores que pueden ayudar a la humanidad a cambiar el mundo, según elección realizada por la editora más importante de revistas científicas: Springer Nature.

La investigación del académico del Departamento de Geofísica de la Universidad de Concepción muestra la problemática del uso y gestión del agua, su transformación en alimentos y los conflictos geopolíticos asociados, con la consecuente migración poblacional desde zonas sin agua; y fundamentalmente propone medidas para mitigar su futura escasez debido a su sobreexplotación o por efectos del cambio climático
Añade que, sin embargo, hoy existe y habrá agua dulce por mucho tiempo en el planeta. 

Pero explica que el cambio climático acentuará las ya existentes diferencias de disponibilidad y acceso al agua por parte de países y/o regiones específicas, generalmente los más pobres, debido al aumento de las lluvias y las sequías donde éstas ya ocurren. 

Hoy la humanidad consume sólo el 7% de las aguas superficiales y el 9% de las subterráneas. Pero el 21.5% de la humanidad se concentra en las estepas y zonas áridas con sólo el 2% de los recursos de agua superficial del planeta. Y quizás lo más trascendente: la agricultura sobreexplota las aguas subterráneas, que requieren 1.200 años para recuperarse, a diferencia de las superficiales que sólo necesitan 15 días. 

Así concluye el artículo basado en la investigación que Abarca desarrolló junto a Ghislain de Marsily, un investigador miembro de la Academia de Ciencias francesa y de la Universidad de Sorbon.

Ante ello el estudio propone reducir el consumo de proteínas en las zonas desarrolladas del planeta, aumentándola donde es carente; equilibrio que permitirá reducir el consumo de agua subterránea. También sugiere el relleno de los acuíferos de estas aguas, en vez de su consumo.

“El acceso al agua para las necesidades domésticas no es un problema de cantidad, sino sólo de transporte y calidad, por lo tanto de infraestructura de suministro y tratamiento de agua... El planeta nunca carecerá de agua doméstica si decide financiar y construir estas infraestructuras a tiempo”, indica el artículo “¿Pronto nos quedaremos sin agua?”, que se publicará en la revista francesa La Meteorología, también como producto de la investigación en que participa el Dr. Abarca, De Marsily, y los científicos de la misma Academia de Ciencias francesa Anny Cazenave y Pierre Ribstein.

Michael Rycroft, editor en jefe de Encuestas en Geofísica de Springer Natrure, señaló que “las conclusiones de este documento muestran que casi mil millones de personas en el planeta no reciben alimentos suficientes para gozar de buena salud y que para resolver esta crisis se necesitará el doble de agua para la producción de alimentos en el año 2100 respecto del 2000. Para enfrentar el cambio climático, esta agua tendrá que ser almacenada en acuíferos subterráneos, donde no se evapora”.

Por estas y otras conclusiones es que el artículo fue catalogado como un hallazgo científico innovador y relevante, capaz de ayudar a la humanidad y a proteger el planeta. 

El trabajo fue seleccionado junto a otros 250 artículos científicos para la campaña “Cambia el Mundo”, 40 de los cuales eran del área Tierra y Ciencias ambientales, como el del profesor Abarca; el que además fue uno de los 5 destacados por los editores y el más visitado durante 2017.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nueva obra del Ballet Nacional de Chile muestra un abanico de miradas en la nueva temporada

Un abanico de miradas en un recorrido por seis diferentes creaciones es el sello que marca el nuevo ciclo del Ballet Nacional de Chile ...