lunes, 4 de diciembre de 2017

Lo mejor del cine de Brasil y Portugal llega a la Cineteca Nacional



Durante el mes de diciembre se realizarán dos importantes muestras de cine iberoamericano en la Cineteca Nacional.

La primera, será la semana del cine brasileño que, entre el 6 y el 11 de diciembre destacará los 100 años de animación de este país americano. Por otra parte, la segunda será la Semana de Cine Portugués que se desarrollará entre el 11 y el 17 de diciembre y durante este ciclo de cine luso, se exhibirá la destacada cinta A fábrica de nada, de Pedro Pinho.

El cine brasileño posee una historia y un prestigio comprobado y uno de sus fuertes ha sido el cine de animación, que este año celebra nada menos que un siglo de existencia.

En 1917, con los estrenos de los cortos animados brasileños O Kaiser, de Álvaro Marins, y Traquinices de Chiquinho e seu inseparável amigo Jagunço, de la productora Kirs Filme, se dio inicio a una historia que este año ya, festeja su primer siglo.

 Por eso, la Semana de Cine Brasileño -organizado en Chile por su embajada- se enfocará en los cortos.

Maria Eugenia Llosa, asesora de cultura de la embajada de Brasil y coordinadora de esta actividad expresa que “es un género ampliamente difundido en Brasil y que cuenta con gran éxito, por tratarse de obras únicas, que muchas veces son para público adulto, lo que se ha desarrollado poco en América Latina”.

Por eso, la Semana de Cine Brasileño -que se realizará entre el 6 y el 11 de diciembre- estará enfocada principalmente en este género, contando con la exhibición de películas como Hasta que Sbornia nos separe (Otto Guerra y Ennio Torresan Jr., 83 min., 2013), ganadora del Gran Premio del Cine Brasileño a Mejor Película Animada, además de los reconocimientos de la audiencia en los festivales de Sao Paulo y Gramado, entre otros.

La película Elis Regina (Hugo Prata, 110 min., 2016, ficción); Ritos de Paso (Chico Liberato, 93 min., 2014, animación); La ciudad donde envejezco (Marília Rocha, 99 min., 2016, ficción) y por último Hasta que Sbornia nos separe (Otto Guerra y Ennio Torresan Jr., 83 min., 2013, animación)

Los cortos escogidos se exhibirán el 9 de diciembre a las 20:15 horas en la Sala de Cine y el 10 de diciembre a las 5:00 horas en Microcine.

Por otro lado, durante este siglo, el cine portugués se ha posicionado como uno de los más interesantes del panorama mundial, destacando en festivales como Cannes, Berlín y Rotterdam, con filmes de cineastas como Miguel Gomes (Tabú, 2012), Pedro Costa (Juventud en marcha, 2006) y Joao Pedro Rodrigues (El ornitólogo, 2016), entre otros.

Esta es segunda vez que se realiza una muestra de cine portugués.

Esta segunda versión es organizada por la Embajada de Portugal en Chile, el Camões -Instituto de la Cooperación y La lengua, Portugal- y la asociación cultural Vaivem, incluye trece títulos recientes y con un foco claro.

Maria João Machado, co-curadora y productora general de la muestra en las varias ciudades de América Latina, explica que “dibujamos un concepto de curatoría que reconoce, por un lado, el estigma de la crisis que Portugal sufrió en sus múltiples formas y, por otro lado, afirma una poética de resistencia que encuadra el humanismo como el verdadero protagonista de esta edición”.

Es el caso, por ejemplo, de A fábrica de nada, la cinta que abre la muestra. La cinta mezcla filosofía política y cine musical para documentar y ficcionar una rebelión que pide respuestas al capitalismo que impera y que reflexiona sobre temas concretos para el futuro. Se trata de una obra que fue escrita, dirigida y producida en colectivo. A fábrica de nada fue estrenada en Cannes, conquistando aplausos de distintos sectores y el premio que entrega la Fipresci.

Además, la Semana de Cine Portugués incluirá un nuevo homenaje a Manoel de Oliveira (1908-2015), esta vez, desde la mirada de otros directores que destacan el trabajo del cineasta que, en 106 años de vida y más de 90 de oficio, dio a Portugal algunas de sus obras claves como Aniki-Bóbó (1942) y quien fue el único en pasar del cine silente al digital.

También se tributará a otro pilar del cine luso como es el actor y crítico João Bénard da Costa, quien trabajó también con Raúl Ruiz en la película La ciudad de los piratas (1983, ficción, Francia y Portugal).

Habrá también espacio para reconocer el trabajo de nuevas generaciones, pues se hará una retrospectiva de cortos realizados por Salomé Lamas, que con treinta años, ha atraído la atención de todo el mundo, con sus Terra de ninguém y Coup De Grâce, por ejemplo. De hecho, con este último fuenominada al Oso de Oro en la Berlinale.


Para ambas muestras, las entradas a las proyecciones en la Sala de Cine costarán $2.000 para el público general y $1.000 para estudiantes, adultos mayores y adheridos a convenios. Los asistentes podrán optar a 100 invitaciones en cada una de ellas. En tanto, las exhibiciones en el Microcine son gratuitas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Fotografías y Collages: retratos de una obsesión.

A partir del lunes 20 de mayo, se encontrará abierta a público la exposición Fotografía y Collages del reconocido fotógrafo chileno Luis P...